Muelle en Cayo Zapatilla 2, Bocas del Toro, Panamá

Opciones de transporte entre Panamá y Bocas del Toro

Bocas del Toro, un precioso archipiélago en el Caribe, es uno de los grandes atractivos de Panamá. Se encuentra bastante lejos de la capital, más cerca de la frontera con Costa Rica que de la ciudad de Panamá, por lo que el viaje por carretera es largo y tedioso, pero es la opción más barata, comparándolo con los vuelos, los cuales son cortos y cómodos. A continuación, una breve descripción de todas las formas posibles de llegar a Bocas del Toro desde la ciudad de Panamá.

    1. Vuelo de Air Panama a isla Colón. Esta opción es la más confortable, pues toma aproximadamente 45 minutos. Los vuelos salen desde el aeropuerto de Albrook (PAC), no desde Tocumen (PTY). Cuestan por lo general 200-250 USD ida y vuelta, pero para ver precios específicos y disponibilidad, lo mejor es buscar en su página web: www.airpanama.com.
    Avión de Air Panama en aeropuerto de Isla Colón, Bocas del Toro, Panamá
    Aeropuerto de Isla Colón

    Sigue leyendo “Opciones de transporte entre Panamá y Bocas del Toro”

    La calle primera del pueblo de Bocas del Toro vista desde el mar, Panamá

    Cómo ir de Panamá a Bocas del Toro en autobús

    La opción más barata para llegar al vibrante archipiélago de Bocas del Toro es sin duda alguna el autobús. Es también la más larga, pero dado que el trayecto se hace generalmente de noche, si logras dormir en los autobuses, el tiempo pasa bastante rápido.

    Desde Panamá, los autobuses hacia Bocas del Toro parten de la terminal de autobuses de Albrook. Para llegar a esta terminal, puedes tomar cualquier autobús que ponga Albrook en su ruta, el metro, o tomar un taxi. La única empresa que ofrece el servicio a Bocas del Toro es Tranceibosa, cuyo punto de venta en la terminal es el mostrador B31. Es una de las pocas empresas que ofrece la venta de viajes anticipados, pero solamente con un día de anticipación, así que es una buena idea ir el día antes de tu viaje a Bocas a hacer tu reserva. Recomiendo ir temprano en la mañana para evitar posibles filas, especialmente para fines de semana y festivos como carnavales o Semana Santa, pues el sistema de venta es arcaico y requiere que se introduzcan todos los datos del pasajero manualmente para poder imprimir el título de transporte. Esto hace que en promedio una venta tarde 3 o 4 minutos. Como probablemente lo que te interese sea ir al archipiélago de Bocas del Toro, y no a la parte continental de la provincia, debes pedir que te vendan un billete a Almirante. De todas formas, si tienes pinta de turista y pides ir a Bocas, probablemente sepan que quieres ir a Almirante. El viaje cuesta 27.80 USD solamente ida y toma aproximadamente unas 10 horas. Los horarios de salida de Panamá son 18:00, 18:30 y 19:00, pero en días con mayor demanda, como carnavales, se agregan más servicios según haga falta. La reserva de vuelta se tiene que hacer en una de las oficinas en Bocas del Toro, pues no se puede hacer en Albrook.

    Fila para comprar un viaje en autobús a Bocas del Toro en el mostrador de Tranceibosa en la terminal de Albrook, Panamá
    Fila un día antes de carnavales en el mostrador de Tranceibosa en Albrook

    Sigue leyendo “Cómo ir de Panamá a Bocas del Toro en autobús”

    Restos de coral en la playa de la isla Perro Grande, Guna Yala o San Blas, Panamá

    Un día en San Blas con Kuna Yala Expedition

    “Por lo menos el auto no va repleto y tengo espacio para moverme”, pensé mientras girábamos en una curva más en la carretera entre El Llano y Cartí. Siempre tuve la opinión de que para ir a las islas de Guna Yala o San Blas, lo ideal era dormir por lo menos una noche allá, pues el camino al puerto de Cartí es largo y cansón, tomando aproximadamente 2 horas y media desde la ciudad de Panamá, a lo cual hay que agregar el tiempo que se tarda en la lancha para llegar a las islas. Esto significa que para ir y volver en un día, se requieren casi 6 horas de viaje. Sin embargo, allí estaba yo, yendo hacia Guna Yala, sin ropa para dormir allá. Siempre hay una primera vez para todo.

    Había aceptado la invitación de Elías Pérez, quien me quería demostrar que pasar un día en San Blas no solamente era posible, sino también agradable. Elías, maestro de profesión, compagina su trabajo con sus emprendimientos turísticos, Kuna Yala Expedition y las cabañas turísticas en la isla Corbiski, y es una de las personas más conocidas en esta parte del archipiélago, por ambas facetas. Al llegar al puerto de Cartí, Elías me recibió y me explicó el plan del día. —Espero que disfrutes el paseo y hagas buenas fotos —me dijo. “Siempre que haya sol, no debería ser un problema”, pensé. Las islas de Guna Yala son una preciosidad, altamente fotogénicas y solamente necesitas una buena luz para capturar esa belleza.

    Puerto Niga Kantule en Cartí, Guna Yala o San Blas, Panamá
    Puerto Niga Kantule en Cartí

    Sigue leyendo “Un día en San Blas con Kuna Yala Expedition”

    Letrero del Hotel El Porvenir, archipiélago de Guna Yala o San Blas, Panamá

    Hoteles y alojamiento en las islas de Guna Yala o San Blas

    El archipiélago caribeño de Guna Yala o San Blas es uno de los destinos más populares de Panamá. Casi todos los visitantes desean ir a conocer estas maravillosas islas donde, al haberse limitado el turismo de masas, se pueden apreciar las clásicas estampas de un Caribe paradisíaco. Sin embargo, hay muy poca información disponible en línea. Este artículo está orientado a ayudar a comprender la oferta de alojamiento que hay en Guna Yala.

    Primero que todo, es importante comprender el estilo de alojamiento que se va a encontrar en Guna Yala. De forma general, se trata de alojamientos rústicos. Incluso los más caros lo son, si bien la calidad de los mismos es superior. En Guna Yala, no esperes que por 200 USD por noche vayas a tener una habitación de un hotel 5 estrellas; lo más probable es que sea una cabaña de madera construida de la manera tradicional guna, aunque tendrás una cama excelente, buen acceso a electricidad, un ventilador (puede que sea necesario), y posiblemente algunas de las mejores comidas del archipiélago (las comidas suelen estar incluidas en el precio). Por lo tanto, vale la pena considerar bien el presupuesto a utilizar durante una estadía en Guna Yala. A mí no me gusta gastar más de 100 por persona y por noche, con las comidas y paseos incluidos, pues de todas formas sé que voy a estar casi todo el tiempo fuera de la habitación, en las playas o haciendo snorkel. Es cierto que los alojamientos caros son mucho más cómodos, sobre todo porque son más frescos, ya que los baratos suelen estar diseñados de una manera que hace calor dentro de la habitación y puede no haber ventilador.

    Isla Aguja, archipiélago de Guna Yala o San Blas, Panamá
    Isla Aguja, cercana a Cartí

    Sigue leyendo “Hoteles y alojamiento en las islas de Guna Yala o San Blas”

    Las cabañas sobre el mar en Yandup, archipiélago de Guna Yala o San Blas, Panamá

    Yandup, la isla de los jabalíes

    A un escaso kilómetro de la comunidad de Playón Chico, la pequeña isla de Yandup es la ubicación de uno de los hoteles más exclusivos de la comarca de Guna Yala. El nombre significa isla de jabalíes, porque según cuenta la tradición oral, allí hallaron los antiguos gunas una manada de estos animales. Hoy día en Yandup solamente se encuentran unas estupendas cabañas, muchas de ellas construidas sobre el mar, palmeras, un césped impecablemente cortado y los anfitriones gunas que cuidan al detalle de las necesidades de los visitantes. Sigue leyendo “Yandup, la isla de los jabalíes”

    Isla Perro Grande, archipiélago de Guna Yala o San Blas, Panamá

    Cómo llegar a las islas de Guna Yala o San Blas

    El archipiélago de Guna Yala o San Blas es uno de esos lugares que con solo ver una foto nos enamora y nos crea un obsesión por conocerlo. Sus cientos de islas con playas de arena dorada cubiertas por palmeras y sus aguas cristalinas repletas de arrecifes de coral son la clásica estampa del Caribe paradisíaco. En gran parte, la belleza y el encanto de Guna Yala se debe a que es una comarca regida por la etnia guna, quienes han mantenido el turismo masificado y las grandes cadenas hoteleras a raya. Esto a la vez significa que hay poca información sobre cómo planificar una visita al archipiélago, existiendo en línea más que nada información sobre paquetes completos ofrecidos por agencias de viajes. Sin embargo, es posible planificar un viaje a San Blas de forma independiente. En esta entrada detallamos el primer paso, que son las opciones de transporte para llegar hasta el archipiélago desde la ciudad de Panamá. Sigue leyendo “Cómo llegar a las islas de Guna Yala o San Blas”

    Velero en San Blas, Panamá

    Dos cortos pero magníficos días navegando por San Blas

    —Qué buena vida esta, ¿no? —le dije a mon ami Kevin mientras contemplábamos el Caribe  panameño en Coco Bandera, en el archipiélago de San Blas o Guna Yala.
    —Así es —me respondió él, después de tomar un sorbo de agua del coco que unos minutos antes un guna había abierto con un machete—. Me pregunto qué tan caro sería volver aquí en uno de esos —prosiguió, señalando a un catamarán anclado cerca de la playa en la que nos encontrábamos.
    Velero en San Blas, Panamá
    Un velero en el archipiélago de San Blas
    Aquella conversación se quedó grabada en mi memoria y durante los siguientes meses estuve investigando sobre el tema.  San Blas es uno de mis destinos preferidos del mundo y es en mi opinión, donde se encuentran las mejores playas de Panamá.  Pero nunca lo había visitado en un velero.  De hecho, nunca había navegado en un velero.
    Cuatro meses después, Kevin y yo, junto a otros amigos europeos, nos encontrábamos a bordo del velero Cinco, frente a Isla Verde, en el archipiélago de San Blas.  Me puse en contacto con los chicos del Cinco gracias a otros españoles, Marina y José, del velero Moskito Valiente, con quienes hablé tras ver un anuncio publicado en un grupo de Facebook de Españoles en Panamá.  Si bien el Moskito Valiente solamente tiene espacio para 4 pasajeros, Marina nos consiguió otro barco en el que viajar y además nos gestionó la logística del transporte por carretera desde la Ciudad de Panamá hasta el puerto de Cartí, así como la lancha desde Cartí hasta Isla Verde, donde nos encontramos con el Cinco.

    Sigue leyendo “Dos cortos pero magníficos días navegando por San Blas”

    Carroza nocturna en Carnavales de Las Tablas, Panamá

    Caribeando y carnavaleando en Panamá

    Hemos estado algo desaparecidos del blog y de las redes sociales por varias semanas. ¿La razón? Tres de nuestros amigos de Europa vinieron a pasar algunos días con nosotros, dos de ellos repitiendo visita tras haber venido en el 2014. Parece que les gusta Panamá. 🙂

    La visita se dividió en varias etapas. Evidentemente, Jürgen, nuestro amigo belga, quien pisaba el istmo por primera vez, tenía que conocer el célebre Canal de Panamá. Kevin, el francés, y Frank, el holandés, ya lo conocían, así que tuvimos que buscar alguna manera interesante de hacerles volver. Por suerte, mi madre trabaja en el canal y tras mucho esfuerzo por su parte, conseguimos unas visitas internas al proyecto de ampliación del canal en el Pacífico y a las esclusas de Miraflores. Yo trabajé por poco menos de un año en estas esclusas y hacía más de una decada que no las visitaba, así que fue bastante agradable volver a ellas y ver parte del proyecto en el que yo trabajé en aquella época.

    Vista de las esclusas de Miraflores desde el edificio de control, Canal de Panamá
    La vista del canal desde el edificio de control de las esclusas de Miraflores

    Tras visitar algunas otras atracciones de la capital, como el Casco Antiguo, nos dirigimos al archipiélago de San Blas, o comarca de Guna Yala, uno de mis lugares favoritos en el mundo. El hecho de que sea una comarca indígena donde no se puede llevar a cabo ninguna explotación comercial sin autorización de los nativos significa que los cientos de islas de este archipiélago están sin explotar por megaresorts, siendo los típicos paraísos caribeños que aparecen en un sinfín de postales. Para esta ocasión, decidimos contratar el servicio de un velero, donde dormimos y comimos, en lugar de quedarnos en un hotel. Fue una experiencia fantástica. Es algo completamente distinto a visitar San Blas y desplazarse en pequeñas lanchas. Es mucho más tranquilo y relajado, y el hecho de poder volver de las playas o de hacer snorkel e ir directamente a la cubierta del velero a tomarnos una cerveza o un refresco es una de las cosas más fantásticas que he hecho en un viaje al mar. Los chicos del velero Cinco, con quienes hicimos el viaje, son una estupenda pareja con historias muy interesantes que contar y excelente mano para la cocina. Todos quedamos entusiasmados y nos la pasamos hablando de cuándo repetiríamos este viaje.

    Navegando en un velero en el archipiélago de San Blas, Panamá
    Qué vida tan dura…
    Mojito en un velero en el Caribe
    …muy dura, sí señor.

    Tras aceptar a regañadientes que había que dejar el Caribe atrás, nos dirigimos al interior del país, a la capital de la provincia de Los Santos, Las Tablas, cuna de la mayor fiesta de Carnavales del país, donde se guardan con cuidado y amor las mayores tradiciones de esta celebración. Durante los Carnavales, el pueblo se divide en dos bandos, separados por el parque central: Calle Arriba y Calle Abajo. Cada lado dedica todo el año anterior a preparar la mejor fiesta posible, con un gran número de carrozas alegóricas, complejos disfraces, la banda de música más alegre y los espectáculos pirotécnicos más exagerados. La vistosidad de estos Carnavales no tiene rival en Panamá, aunque claro está, son los más concurridos y a veces es un poco abrumador estar en un espacio tan reducido. Las Tablas es, a fin de cuentas, una población de poco menos de treinta mil habitantes que durante los Carnavales llega a albergar hasta cien mil almas. Pero para el que puede soportar algo de hacinamiento, hay muchas recompensas folclóricas.

    Carroza en los culecos, o fiesta diurna, de los Carnavales de Las Tablas, Panamá
    Carroza de Calle Arriba durante los culecos o fiesta diurna
    Carroza nocturna en Carnavales de Las Tablas, Panamá
    Carroza nocturna de Calle Abajo
    La reina de Calle Arriba de Las Tablas en el 2015
    La reina de Calle Arriba de Las Tablas

    Tras un itinerario tan complicado, ahora estamos disfrutando de unos días a solas tras la partida de nuestros amigos. Sin embargo, en cierta forma, los extrañamos. Nos encanta recibir visitas y mostrarles nuestro maravilloso país. Hasta el momento, todos parecen haber quedado encantados y con ganas de volver una vez más. No creo que nuestros amigos quieran repetir el Carnaval de Las Tablas, pero seguro que no rechazan un viaje más largo navegando por las islas de San Blas. 🙂