Murano, la tierra del cristal

Cuando nos disponemos a visitar el mundo, solemos elegir nuestro destino guiándonos por diferentes criterios. A veces la elección se hace en base a la riqueza arquitectónica y monumental del sitio, otras, por la exuberancia natural y otras por su patrimonio industrial o artesanal. Mi destino en esta ocasión pertenece a la última categoría.

Ubicada a aproximadamente un kilómetro de la ciudad de los canales, Murano es una isla de la Laguna del Véneto que atrae a muchos turistas curiosos por los célebres productos de cristal que salen de sus fábricas y talleres. Las pequeñas calles que bordean su canal central, colmadas de locales comerciales, son una vitrina inmejorable para sus obras de arte. Lámparas de formas imposibles, góndolas desdibujadas, bisutería delicadísima, vasos y copas ondulantes, todos dispuestos en colores brillantes que tornan su luz ante el sol, forman parte de su catálogo.

Vista del canal principal de Murano, Italia
Vista del canal principal de Murano

La presencia del cristal no se limita a los escaparates de las tiendas, ya que recorriendo plazas y avenidas podemos encontrar jardines primorosos, anémonas de formas caprichosas o los famosos talleres donde nace el cristal de la zona y que nos recuerdan a voces dónde estamos. Seguir leyendo «Murano, la tierra del cristal»

Atracadero de gondolas con San Giorgio Maggiore, Venecia, Italia

Fotos de la semana Nº 6, 2013: Venecia

Feliz viernes a tod@s. Sé que llevamos mucho, pero mucho tiempo sin publicar el resumen de las fotos de la semana, y como explicó Carlos antes en su artículo ¡Nos mudamos! no es que hayamos abandonado el blog, sino que últimamente múltiples ocupaciones absorben todo nuestro tiempo… ¿Mejorará en los próximos meses? Jajaja, con un bebé en camino, no lo creo, pero seguro que seguiremos dando lo mejor de nosotros para que esta página siga adelante.

Durante la semana 6 de este año, publicamos una serie de fotos de nuestra última visita a la Ciudad de los Canales, uno de mis destinos favoritos de viaje por el romanticismo de sus callejones, por lo efervescente de su actividad y por lo diferente del estilo de vida de los locales. Sé que es una ciudad extremadamente turística y que durante la temporada alta puede resultar agobiante, pero a mí me pasa que con cada visita que hago, me atrapa más y más.

Entre las imágenes de la semana, por supuesto no podían faltar las famosas góndolas con sus galantes gondoleros, el majestuoso puente Rialto o detalles de la gran Basílica de San Marcos.

Si quieres leer un poco más sobre esta aventura, te dejo los enlaces a los artículos Meravigliosa Venezia, Mi día en el Palacio Ducal de Venecia y Alaska está en Venecia, además de una galería de fotos que sobre este tema publicamos el año pasado.

Y como siempre, te recuerdo que si te interesa ver nuestra foto viajera día a día, síguenos en Twitter y/o Facebook y permítenos mostrarte el mundo a través de nuestros ojos.

[twitter-follow screen_name=’perroviajante’]

Deliciosos helados artesanales en la heladería Alaska en Venecia, Italia

¡Alaska está en Venecia!

No sé si esto le ocurre a alguien más, pero cuando pienso en la gastronomía italiana, además de pastas, pizza o carnes, vienen a mi mente sus deliciosos helados.  Fue por esto que, además de visitar todos los monumentos y recorrer todos los callejones y canales que pudimos, aprovechamos nuestra visita a Venecia para hacer un tour por las gelaterias mejor reseñadas de la zona.

De todas las que probé, mi favorita la encontré paseando una tarde, al otro lado del Gran Canal en la calle Larga dei Bari, en el sestiere de la Santa Croce, y su nombre es Alaska.

Puedo asegurar que allí tomé el helado más delicioso que he probado jamás. El propietario, un hombre amable y encantado con lo que hace, afirma usar solo ingredientes naturales para fabricar sus helados (no lo puedo garantizar, pero el sabor y color de los helados me hacen inclinarme a creerlo) que prepara de sabores tan diversos como zanahoria, kiwi o jengibre además de los tradicionales limón, plátano o banana, fresa, zarzamora, chocolate o vainilla.

Tomé uno de kiwi con limón que me gustó tanto que al día siguiente repetimos gelateria y, por supuesto, sabores diferentes: vainilla con chocolate. Cada helado fue más delicioso que el anterior, así es que sin lugar a dudas, me atrevo a asegurar que en mi próxima visita —que espero sea pronto— volveré a visitar Alaska en Venecia.

Deliciosos helados artesanales en la heladería Alaska en Venecia, Italia
Helados totalmente artesanales
El orgulloso propietario de la heladería Alaska en Venecia, Italia
El orgulloso y apasionado propietario
Gelateria Alaska
Calle Larga dei Bari, 1159
Santa Croce, 30135 
Venecia, Italia

La Escalera del Gigante del Palacio Ducal de Venecia, Italia

Mi día en el Palacio Ducal de Venecia

Cielo gris, aire cargado, brisa fría… Todo a mi alrededor auguraba una nueva jornada pasada por agua durante mis vacaciones en Venecia. Ya lo sé, ya lo sé, es lo que tiene visitar el norte de Italia durante el mes de abril…

He de decir que como enamorada confesa de los canales, callejones y puentes de este archipiélago del Véneto, mi plan no era pasar el último día de mi visita dentro de un edificio, sino explorando la cercana isla de Burano, famosa por sus canales y sus casas de colores brillantes. Sin embargo heme aquí, unas horas más tarde, mismo día, agradeciendo a la lluvia por permitirme descubrir otro de los «platos fuertes» que ofrece la Piazza San Marco: El Palacio Ducal (Palazzo dei Doge).

Este gigantesco edificio de estilo gótico tuvo desde sus orígenes múltiples y simultáneos usos: residencia del dogo, el magistrado supremo y máximo representante de la República Marítima de Venecia; sede del gobierno y de las cortes de justicia; y prisión de la ciudad.

El Palacio Ducal visto desde la terraza de la Basílica de San Marcos, Venecia, Italia
El Palacio Ducal visto desde la terraza de la Basílica de San Marcos

Seguir leyendo «Mi día en el Palacio Ducal de Venecia»

Atracadero de góngolas en la Gran Laguna

Meravigliosa Venezia

…Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas. Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa…

Venecia, Hombres G

Una ciudad cautivadora, una ciudad que seduce… Una ciudad para los amantes. Así definiría yo a Venecia.

Ese fue el pensamiento que acudió a mi mente aquella primera tarde de visita en la Reina del Adriático, cuando tras colmar mis sentidos con imágenes de ensueño, cerré los ojos para llenarme de la brisa marina y perderme entre las notas de un melancólico acordeón que sonaba en la distancia.

¿Qué puedo decir? Venecia me atrapó. Me enamoró a primera vista como lo hizo durante aquella primera visita hace 12 años.

Y es que la experiencia de perderme entre sus callejones de piedra angostos y sinuosos, atravesar sus cientos de puentes y escalinatas, surcar el Gran Canal a lomos de un vaporetto —o porqué no, de una góndola— o sentarme en la Piazza San Marco a imaginar la vida en la república de antaño, es simplemente inigualable.

Una góndola surca en solitario el Gran Canal Veneciano
Una góndola surca en solitario el Gran Canal Veneciano

Seguir leyendo «Meravigliosa Venezia»

El Puente de Rialto de Venecia, Italia, de noche

Fotos de la semana Nº 22, mayo-junio 2012

Venecia, maravillosa Venecia… Las fotos de la semana pasada están dedicadas a una de mis ciudades favoritas: la reina del Adriático, la ciudad de los canales, la romántica Venecia.

Esta ciudad de pasado glorioso y ostentoso agasaja al visitante con parajes donde el turquesa del agua se mezcla en perfecta armonía con el blanco de sus edificios creando estampas dignas de ser fotografiadas. Cada rincón es irrepetible, más hermoso que el anterior, por lo que resultó extremadamente complicado elegir de entre los cientos de fotos que tomamos, siete que condensasen toda su belleza y esplendor.

Tras mucho pensarlo nos decantamos por dejar patente el papel preponderante del agua en esta ciudad, mostrando algunos de sus puentes (el de la Academia, el de los Suspiros y el de Rialto), las tradicionales góndolas (embarcaciones alargadas y estrechas tan típicas de los canales venecianos) o edificios monumentales que como la Basílica de Santa Maria della Salute o las iglesias de San Barnaba y San Simeone Piccolo se yerguen junto al agua.

Espero que nuestra selección fotográfica haya sido de tu agrado y que te inspire a viajar y a conocer las maravillas de nuestro mundo. Y si quieres ver las fotos día a día, síguenos en Twitter y/o en Facebook.

[twitter-follow screen_name=’perroviajante’]