Mercado de Camden, Londres, Reino Unido

Fotos de la semana Nº 48, noviembre-diciembre 2011: mercados alrededor del mundo

La semana pasada fue algo movidita para mí.  La inicié en Rehoboth Beach, en el estado de Delaware, en EE.UU.  Fui a visitar una obra; un puente de cables tirantes que se está construyendo cerca de allí.  Lamentablemente, una tarde que salí a hacer compras, olvidé mi teléfono en un baño y un amigo de lo ajeno se llevó, sin duda pensando que era un regalo de Navidad.  Traté de llamar y mi teléfono sonó, pero él no quiso contestar y luego lo apagó.  Lo gracioso es que tengo su número de teléfono, pues él se llamo a sí mismo sin llegar a contestar, pero estando en roaming, mi compañía me cobró ese intento de llamada y guardó su número.  Además, más tarde se tomó fotos con otra gente que podría ser familia o amigos suyos, las cuales se subieron automáticamente a mi servicio de backup online.  Todo esto se lo entregué a la policía estatal de Delaware, veamos si sale algo.

Pero también hay notas positivas.  Este viaje sorpresa me dejó a 556 millas de subir un escalón más en mi programa de viajero frecuente, las cuales planeo obtener con un viaje de ida y vuelta a Barcelona a finales de mes.  Será la primera vez que llegue al nivel platino.  Además, todo estuvo planeado para que pudiera regresar a Madrid el sábado 3, justo a tiempo para celebrar el segundo aniversario de mi matrimonio civil con Natalie.  El año pasado me encargué yo de sorprenderla con una cena, pero en esta ocasión fue ella la que eligió el lugar: el restaurante Ex libris del Hotel Lusso en calle Infantas 29.  Probamos el menú degustación, el cual estuvo muy bueno, con ensalada, foie, crema de zanahoria, camembert frito, albóndiga de codorniz, lomo de salmonete y hamburguesa de secreto ibérico.

Mientras escribo estas líneas, me encuentro en un tren de alta velocidad (TGV) camino a Dijon, desde donde me dirigiré a Chalon-sur-Saône para continuar con mi aventura en la Borgoña francesa.  Dentro de diecinueve días estaré de regreso en Madrid, justo a tiempo para la Nochebuena.

En cuanto a las fotos del día de la semana pasada, continuamos la temática anterior de los mercados.  La idea vino originalmente de nuestra última visita a Londres, en la cual dedicamos una buena porción de tiempo a recorrer algunos de los mas famosos de la capital del Reino Unido.  A Natalie le fascinan los mercados y todos los productos que se pueden encontrar en ellos; a mí me encantan las oportunidades que brindan para fotografiar al ser humano en un mundo de actividad frenética.

Si quieres ver una foto que te inspire a viajar todos los días, síguenos en c

Mercado de especias, Durban, Sudáfrica

Fotos de la semana Nº 47, noviembre 2011: mercados alrededor del mundo

Esta semana, las fotos del Twitter del perro viajante nos han regalado imágenes de algunos de los marvillosos mercados del mundo.

Llenos de potenciadores de los sentidos, los mercados siempre han evocado en mí pensamientos de convivencia, intercambio, salud y buena mesa; es por esto que me emocionan los colores de las frutas y vegetales, los aromas de las especias, las carnes de vacuno y de corral exhibidas en escaparates o colgadas del techo, la multitud de formas y texturas de los frutos del mar, el bullicio de la gente que va y viene y el barullo de gallinas, patos o conejos  esperando a ser comprados.

No he tenido la oportunidad de visitar personalmente todos estos mercados, pero aquellas fotos de lugares en los que sí he estado me traen recuerdos de sitios especiales y de viajes inolvidables, como aquel a Durban, Sudáfrica donde asistimos al partido que enfrentó a Holanda y Eslovenia, en los octavos de final de la Copa del Mundo de Fútbol del año pasado.

Me siento muy feliz de poder compartir estas fotos con todos ustedes, así es que, ¡espero las disfruten!

Londres, Underground en Harrods

“Friki Concierto” más turismo de nivel dos en Londres

Las luces de neón de Piccadilly Circus, los teatros del West End, la formalidad y elegancia de los locales, la buena comida del barrio chino, el 221B de Baker Street, los double deckers, las cabinas de teléfono rojas… Eso y mucho más hacen que Londres sea una de mis ciudades europeas favoritas.

Hace unos cuantos meses Carlos y yo programamos una visita a esta gran urbe con el objetivo principal de asistir al concierto Distant Worlds: Music from Final Fantasy en el majestuoso Royal Albert Hall y de paso, aprovechar para hacer un poco de turismo del que yo llamo de nivel dos.

Me explico: en esta ocasión no bordeamos el Támesis ni hicimos la acostumbrada visita a las Casas del Parlamento y su Big Ben; no vimos el Tower Bridge, ni reparamos en el Palacio de Buckingham y su cambio de guardia. Esta visita la aprovechamos para hacer otras cosas que solemos dejar a un lado, aunque con ello no quiero decir que sean menos turísticas.

Sigue leyendo ““Friki Concierto” más turismo de nivel dos en Londres”

Entrada al edificio principal del mercado de Pike Place, Seattle, EE.UU.

Las maravillas y excentricidades de Seattle, la joya del noroeste estadounidense

El Space Needle de Seattle, visto desde Alki BeachSeattle, conocida como la Ciudad Esmeralda, es el mayor centro metropolitano del estado de Washington, en el noroeste de los Estados Unidos, y es una importante zona de multinacionales: aquí se encuentran las sedes de empresas como Amazon, Expedia, Microsoft, Nintendo, Starbucks, e incluso hay una fábrica de Boeing, otrora la sede de esta famosa compañía aeroespacial. Mi amigo Damián y yo nos encontrábamos allí por una serie de reuniones que ya habían finalizado, y nos disponíamos a disfrutar de nuestro día libre para hacer turismo.  Nuestro hotel estaba lejos del centro de Seattle: para ser exactos, estábamos en Renton, hogar de Boeing.  Por suerte el hotel ofrecía un servicio de transporte con el cual podíamos llegar hasta una estación de tren ligero.

El conductor del hotel parecía muy serio a primera vista, pero apenas nos subimos, empezó a charlar amigablemente con nosotros, explicándonos cómo llegar al centro de Seattle desde la estación de tren ligero de Tukwila/International Blvd, cómo comprar los billetes para el mismo, cómo llegar al Space Needle desde la estación final; y describiéndonos los sitios de interés turístico de Seattle como el mercado de Pike Place.  Luego pasamos unos 40 minutos en el tren, estando la mayor parte del camino casi solos en nuestro vagón, por lo que nos preguntábamos cómo era posible que tan poca gente usase un tren ligero de tan buena calidad.  La verdad es que no comparto la costumbre estadounidense de transportarse a todas partes en automóvil. Sigue leyendo “Las maravillas y excentricidades de Seattle, la joya del noroeste estadounidense”