Arrecife de coral de bahía Damas, isla Coiba, Panamá

Fotos de la semana Nº 18, 2013: el parque nacional Coiba

Desde principios de año, las galerías de fotos semanales han estado dedicadas a mis diez viajes favoritos del 2012.  Tras unos cuantos meses, y unas semanas sin contenido por estar ocupado con la mudanza y la llegada de nuestro pequeño viajante, creo que ya ha llegado el momento de dar por terminada esta serie.  Me ha gustado mucho recordar estos viajes, pero hay que seguir adelante.

¿Qué mejor manera de finalizar que con una galería de fotos de un lugar espectacular de mi propio país?  Mi viaje a la isla de Coiba, parte del parque nacional panameño con el mismo nombre, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue uno de los puntos más altos de mi 2012 viajero.  Es curioso cómo viví en Panamá por años sin visitarla, y ahora que estoy lejos la he descubierto.  Coiba se suma a San Blas en mi lista de lugares favoritos del mundo, orgullosamente ambos panameños. 🙂

Ya describí someramente mi experiencia en la remota isla de Coiba en una galería anterior, así que no repetiré esa descripción.  Me queda pendiente preparar unas entradas contando con más lujo de detalle mi aventura y compartiendo detalles prácticos para todo el que quiera conocer esta maravilla natural.  Espero poder hacerlo pronto.  Mientras tanto, te dejo con fotos de Coiba para animarte a conocerla.  Si quieres ver nuestras fotos de viajes diarias conforme las compartimos, síguenos en Twitter y/o Facebook y permítenos mostrarte el mundo a través de nuestros ojos.

[twitter-follow screen_name=’perroviajante’]

Guacamayas bandera sobrevolando la Isla de Coiba, Panamá

Fotos de la semana Nº 38, septiembre 2012

A principios de mes tuve el placer de disfrutar del Parque Nacional Coiba, uno de los pocos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en mi bello país de origen, Panamá. Hasta hace poco, los panameños no pensaban en Coiba como un destino turístico, pues fue durante 85 años una temida prisión, al estilo de la Isla del Diablo de la Guayana Francesa. Mucho mejor para Coiba, pues gracias a esto se ha mantenido en un estado pristino y la cantidad de vida sobre y bajo el agua es abrumadora. Era temporada de ballenas jorobadas, así que vimos a varias, algunas con sus crías. También vimos, al hacer snorkel o bucear, tiburones de arrecife de punta blanca, tiburones nodriza y tortugas marinas, así como una gran cantidad de cardúmenes de peces. Aparte, el día que fuimos a visitar las ruinas de la antigua colonia penal y el gran arrecife de coral de la Bahía Damas, vimos guacamayas bandera, una especie que casi no se aprecia en el istmo panameño pero que en Coiba cuenta con una población estable. Simplemente, todo fue maravilloso.

Como dijo nuestra guía, Julie de Coiba Dive Center, bajo el mar, hay temporadas, como el invierno y el verano, y cada una de ellas trae diferentes animales a las aguas del parque nacional. Ya experimenté la temporada de ballenas jorobadas, ahora me quedan las ganas de volver en la temporada de tiburones ballena, de diciembre a abril, para apreciar los peces más grandes del planeta. No creo que me cueste mucho, ya que todos en mi grupo de viaje quedaron encantados con Coiba y ya están planeando regresar por su cuenta.

Sin entretenernos más, puesto que ya escribiré un artículo más largo sobre Coiba, he aquí las fotos de la semana, precisamente de este último viaje a este precioso parque nacional de Panamá. Si quieres ver fotos de diversos rincones del mundo, síguenos en Twitter y/o Facebook, donde publicamos una al día.

[twitter-follow screen_name=’perroviajante’]