Árboles hermosos que encontrarás si visitas Panamá

Algunos son endémicos de nuestro país y otros los compartimos con los demás países del neotrópico, algunos son sagrados, otros maderables, algunos son medicinales y absolutamente todos ayudan a mantener limpio el aire que respiramos. Sentarse bajo la sombra de ellos es un regalo invaluable que la naturaleza nos obsequia. Estos son algunos de los árboles más hermosos que encontrarás si visitas Panamá:

Guayacán

La floración de este árbol es todo un espectáculo, por lo que se usa mucho para decorar áreas urbanas. Durante la temporada seca pierde todas sus hojas, pero cuando las primeras lluvias fuertes empapan la tierra, el guayacán celebra la llegada de la temporada de precipitaciones llenándose completamente de sus características flores amarillas. Esta escena dura poco, entre 3 y 4 días, pero la lluvia dorada de sus flores al caer y la alfombra que forman al acumularse bajo su sombra son también parte de su belleza.

Este fantástico árbol puede alcanzar los 50 metros de altura y su madera dura y pesada es muy resistente. Como prueba parte de las vigas de la Catedral de Panamá La Vieja, ciudad destruida por el asalto del pirata Henry Morgan y su comitiva en 1671, fueron construidas con madera de guayacán.

 

Roble

Este roble no es el mismo que se conoce en el hemisferio norte, pero su madera es también muy apreciada, especialmente para la confección de muebles y pisos por el acabado liso y uniforme que permite.

Ahora, este roble sí que está emparentado con el hermoso guayacán, lo cual hace fácil imaginar que el espectáculo en el que se convierte cuando, tras la temporada seca, queda completamente cubierto de flores blancas o rosadas, es simplemente embelesador.

 

Flamboyán

Este árbol no está emparentado con el guayacán ni con el roble, pero cuando florece, la intensidad de sus grandes flores anaranjadas deja boquiabierto a cualquiera. Su amplio follaje hace que pararse bajo su sombra a contemplar sus colores sea como meter un pie en el paraíso.

 

 

Corotú

Este árbol no necesita flores coloridas para ser llamativo. Puede alcanzar los 30 metros de altura, con un follaje abundante de hojas compuestas. Sus innumerables e intrincadas ramas se abren, se extienden y se dividen tanto, que a veces da la impresión de ser más ancho que alto. Donde crece un corotú, el paisaje cambia, ya sea entre edificaciones, en un parque recreativo o en medio del bosque, todo se ve más bonito junto a un corotú.

Como dato curioso, también se le conoce como árbol de las orejas, porque sus frutos tienen forma de oreja humana. En Pesé, provincia de Herrera, hay un corotú al que han calculado unos 300 años de vida, cuyo tronco tiene un diámetro aproximado de 4 metros.

View this post on Instagram

Let the light shine through ☀️

A post shared by The Buenaventura Hotel (@thebuenaventurahotel) on

 

 

Cedro espino

Este árbol que se caracteriza por tener espinas o aguijones largos y puntiagudos en su tronco y ramas. Curioso, ¿cierto? Estas espinas son realmente hojas que han evolucionado con el fin de reducir la transpiración de la planta y ayudar a preservar el agua y por si fuera poco, son una excelente defensa contra algunos herbívoros. Todo cumple una función en la naturaleza, todo tiene una razón de ser.

View this post on Instagram

Bosque seco tropical 💚#cedroespino #fotopaisveraguas

A post shared by Ani Dillon (@blackfootani) on

 

 

Cuipo

Este majestuoso árbol, que se caracteriza por tener un abultamiento en la parte inferior de su tronco, cercano a la base, (algo así como una especie de barriguita) y la totalidad de sus ramas en su parte superior, es uno de los árboles más hermosos que se puede encontrar en Panamá. Su tronco, además se caracteriza por presentar anillos cada 1 o 2 metros. En los grandes bosques donde puede desarrollarse a su antojo, es de los árboles más altos, siendo el preferido de las águilas harpía para construir sus nidos. Desde allí son los reyes y reinas del dosel.

En la carretera interamericana, pasando Capira*, está el que tal vez sea el árbol más emblemático de todo el trayecto, un cuipo inmenso, con sus anillos característicos claramente definidos. En el camino de la ciudad de Panamá hacia interior está a mano derecha, no tiene perdedero.

*Capira es un corregimiento ubicado en la provincia de Panamá Oeste.

 

Barrigón

Familia del cuipo (y por cierto, también del famoso baobab protagonista en El Principito) este árbol hace honor a su nombre, pues es difícil ignorar el abultamiento en su base. Sus ramas se concentran en la parte superior y el tronco se distingue por sus fisuras verdes y poco profundas a lo largo del tronco.

Esta barriga tiene su razón de ser, ya que durante la época de lluvias acumula agua para resistir la temporada seca y al perder sus hojas realiza la fotosíntesis en las rayas verdes que cubren su tronco. Los mecanismos que utiliza la naturaleza para subsistir son definitivamente increíbles.

 

Panamá

Hay quien atribuye el nombre de nuestro país al árbol llamado localmente panamá, muy frondoso y abundante en el istmo durante la época precolombina, en derredor del cual, cuenta la historia, solían reunirse las familias aborígenes.

Puede alcanzar hasta 40 metros de altura y a medida que crece, desarrolla una de sus características más bellas y llamativas, los contrafuertes que le sirven de apoyo y soporte. Aunque no está en peligro de extinción, lastimosamente no es común verlo fuera de parques o zonas protegidas.

Su nombre científico es sterculia apetala y fue declarado árbol nacional de Panamá en 1969.

 

Mango

Este árbol es omnipresente en todo el territorio panameño. Puede llegar a medir 45 metros de altura y tener una copa de 30 metros de diámetro. Impresionante. Su fruto es uno de los más deliciosos que ofrece el trópico y sus variedades (mango chancleta, calidad, cachete de chola, chupa chupa, papayo, hilacha, etc.), cubren un amplio espectro de gustos.

Siempre recuerdo a una pareja de amigos que vinieron de visita y en el camino del aeropuerto a la casa me preguntaron: ‘¿cómo es el árbol de mango? No hemos visto nunca uno’. No pude contener la risa y les dije, ‘no se preocupen, aquí seguro verán alguno’. Antes de llegar a casa habían visto al menos 50 ejemplares de este vistoso árbol.

 

 

Nota: Este artículo no pretende ser una guía sobre árboles de Panamá. Es un listado con pequeñas descripciones, comentarios y observaciones sobre algunos de mis árboles favoritos.

 

Este artículo fue publicado originalmente en la revista online de viajes Matador en Español en junio de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.