Tunnel Log, un túnel excavado en el tronco de una secuoya muerta, Giant Sequoia National Park, California, EE.UU.

Los titanes de los bosques de California: las secuoyas gigantes

Desde muy joven he conocido de la existencia de las secuoyas gigantes en los EE.UU., pero para ser honestos, nunca se me había quedado guardada en la memoria su ubicación geográfica, a pesar de que estaban en mi lista de cosas por conocer.  Curiosamente, me topé con ellas sin siquiera buscarlo, un día en el que, tras haber contemplado el amanecer en uno de los cañones más grandes del mundo, el del río Colorado, decidimos recorrer unos mil kilómetros de un solo tirón para apreciar los árboles más grandes del mundo.  Nuestro apetito por visitar los parques nacionales del oeste estadounidense nos llevó a viajar durante la mayor parte del día para llegar por la noche al pueblo de Three Rivers, California, en las inmediaciones del Parque Nacional de las Secuoyas.

Contemplando una secuoya gigante, Parque Nacional de las Secuoyas, EE.UU.
Contemplando una secuoya gigante

Seguir leyendo «Los titanes de los bosques de California: las secuoyas gigantes»

Amanecer en el Gran Cañón del Colorado

Un mágico amanecer en el Gran Cañón del Colorado

Solamente recordar el nombre del Gran Cañón nos suele provocar pensamientos sobre libertad, majestuosidad y el poder de la naturaleza.  Yo diría que fácilmente este es uno de esos grandes monumentos naturales de los Estados Unidos que todo niño, estadounidense o no, conoce de su existencia a temprana edad.  No es de extrañar, pues las dimensiones de este colosal cañón nos han asombrado desde que por primera vez un humano posó su vista sobre sus profundos surcos.

A las 4:45 de la mañana de un día de mayo, como muchos otros antes de mí, yo me encontraba a punto de descubrir la sobrecogedora imagen del amanecer en el Gran Cañón.  Se suponía que el sol saldría a las 5:15, por lo que mis amigos y yo nos habíamos levantado con mucho pesar a las 3:45 para asegurarnos de no perdernos este espectáculo.  Minutos antes de que el astro rey se asomase por el otro extremo del Cañón, ya era impresionante ver este paraje, en medio de la penumbra de la madrugada. Cuando finalmente se empezó a ver el sol, la vista fue magnífica, y ahí estamos todos disfrutando de ella, tomándonos fotos y haciendo tonterías.  La agradable luz matutina bañaba las paredes del Cañón, dándoles ese suave color anaranjado que tanto bien le hace a las fotos. Y conforme el sol subía, más detalles se notaban de esas intrincadas hendiduras que recorren la superficie de la tierra.

El Gran Cañón del Colorado durante la prenumbra previa a la salida del sol
El Gran Cañón durante la prenumbra previa a la salida del sol

Seguir leyendo «Un mágico amanecer en el Gran Cañón del Colorado»

El paso por encima de la represa Hoover y el lago Mead

La domadora del río Colorado: Hoover Dam

Estoy seguro de que todo extranjero que crea no tener la más mínima idea de lo que es la represa Hoover tiene que haberla visto en alguna película.  Es un lugar popular para los realizadores de Hollywood; supongo que por su colosal tamaño y su importancia para el país es fácil crear un efecto dramático en sus películas destruyéndola.  O eso, o realmente tiene algo que hace que medio mundo quiera destruirla, como pasó en Superman.

Hace unos años, durante un roadtrip, tuve la oportunidad de visitar la represa.  Mis amigos y yo, como hacen casi todos los turistas de camino al Gran Cañón desde Las Vegas, nos detuvimos al acercarnos a ella.  Antes de que se finalizara la nueva ruta que incluye un puente de cuatro vías río abajo (conocida como el Hoover Dam bypass), todo el tráfico de automóviles pasaba exactamente sobre la represa, con lo cual hubiese sido absurdo no hacer la parada turística obligatoria.  La mayoría de los visitantes solamente se dedican a caminar una parte de la vía y a tomarse fotos, pero para el desagrado de nuestro conductor, nosotros decidimos entrar al museo de Hoover Dam para conocer un poco más la historia de esta gran obra de la ingeniería moderna.

Posando en frente de la represa Hoover
Posando en frente de la represa Hoover

Seguir leyendo «La domadora del río Colorado: Hoover Dam»

El famoso espectáculo de las fuentes del Bellagio, Las Vegas, Nevada

Cómo entrar gratis a un strip club de Las Vegas

—¿Saben qué? —nos dijo Brandon—. Les pagaré la entrada a todos al strip club más grande de Las Vegas y les daré unos cupones de bebidas gratis.
—Eh… ¿Cuál es la trampa? —pregunté yo—.
—¡Ninguna!  Creo que todo el que viene aquí debe vivir esta experiencia por lo menos una vez, y hace poco gané 3.000 dólares en un torneo de póker.
—¿Podemos ir a buscar a un amigo al hotel?
—¡No problem! Seguir leyendo «Cómo entrar gratis a un strip club de Las Vegas»

El punto de Zabriskie, en el Valle de la Muerte, California, EE.UU.

Derritiéndonos en el Valle de la Muerte: ¡a 46,6ºC!

Este blog no es mi primer intento de compartir las historias de mis viajes.  Para ser exactos, he escrito algunos relatos previos que envié por email a mis padres y amigos, y en algunas ocasiones los transcribí a un medio público en Internet, como Blogger o Facebook.  Es el caso de la crónica de un viaje que hice hace tres años por el oeste de los Estados Unidos con varios amigos del mundo de Magic.  Como éste es uno de los viajes más memorables que he hecho y ya tengo una estructura preparada sobre la cual puedo basarme para volver a contarlo, tenía en mente compartirlo en una de las primeras historias del blog, aunque mi deseo de pulirlo más hizo que se retrasase.

El viaje del que hablo ocurrió en mayo del 2008, unos días antes de un torneo profesional de Magic: The Gathering, el Pro Tour-Hollywood de la temporada de ese año.  En cinco días, un checo, un griego, un belga, un español y un panameño recorrieron más de 2.500 km a través de tres estados: California, Nevada y Arizona.  Sí, ya sé que el grupo parece salido de un chiste, y de hecho casi todo el que nos preguntaba de dónde éramos se quedaba sin palabras cuando le respondíamos.  No éramos una comisión de las Naciones Unidas, sino árbitros de Magic cuyo objetivo era hacer algo de turismo antes de arbitrar en el Pro Tour.  ¿O acaso el Pro Tour era una excusa para esta aventura?  La verdad es que yo no me decidí a ir hasta que los otros cuatro me contaron los planes del road trip a través del viejo oeste. Seguir leyendo «Derritiéndonos en el Valle de la Muerte: ¡a 46,6ºC!»