Un día en San Blas con Kuna Yala Expedition

“Por lo menos el auto no va repleto y tengo espacio para moverme”, pensé mientras girábamos en una curva más en la carretera entre El Llano y Cartí. Siempre tuve la opinión de que para ir a las islas de Guna Yala o San Blas, lo ideal era dormir por lo menos una noche allá, pues el camino al puerto de Cartí es largo y cansón, tomando aproximadamente 2 horas y media desde la ciudad de Panamá, a lo cual hay que agregar el tiempo que se tarda en la lancha para llegar a las islas. Esto significa que para ir y volver en un día, se requieren casi 6 horas de viaje. Sin embargo, allí estaba yo, yendo hacia Guna Yala, sin ropa para dormir allá. Siempre hay una primera vez para todo.

Había aceptado la invitación de Elías Pérez, quien me quería demostrar que pasar un día en San Blas no solamente era posible, sino también agradable. Elías, maestro de profesión, compagina su trabajo con sus emprendimientos turísticos, Kuna Yala Expedition y las cabañas turísticas en la isla Corbiski, y es una de las personas más conocidas en esta parte del archipiélago, por ambas facetas. Al llegar al puerto de Cartí, Elías me recibió y me explicó el plan del día. —Espero que disfrutes el paseo y hagas buenas fotos —me dijo. “Siempre que haya sol, no debería ser un problema”, pensé. Las islas de Guna Yala son una preciosidad, altamente fotogénicas y solamente necesitas una buena luz para capturar esa belleza.

Puerto Niga Kantule en Cartí, Guna Yala o San Blas, Panamá
Puerto Niga Kantule en Cartí

La zona alrededor de Cartí está muy orientada al turismo, al tener el acceso más fácil del archipiélago, con la única carretera que conecta Guna Yala con el resto del país. Hay una gran cantidad de islas con playas y restaurantes en los que se puede pasar el día; entre las más populares están isla Aguja, isla Perro Chico, isla Perro Grande e isla Chichime. Empezamos pasando la mañana en Perro Grande, conocida por tener una playa de arena blanca y fina que se extiende una buena distancia en el mar, desde donde te puedes hacer fotos en este paraíso terrenal con la isla misma de fondo, o hacia otras islas, como Fragata, la cual se encuentra bastante cerca. Allí me pasé horas haciendo snorkel por los corales cercanos a la isla e incluso en la parte de aguas someras de la playa, donde había varios peces dando vueltas. La isla se fue llenando poco a poco de visitantes de todo tipo de nacionalidades, algunos con tienda de campaña, indicando su deseo de pasar por lo menos una noche allí. El tiempo pasó volando y la lancha de Kuna Yala Expedition llegó a buscarme para ir a almorzar.

Restos de coral en la playa de la isla Perro Grande, Guna Yala o San Blas, Panamá
Restos de coral a un costado de isla Perro Grande

Tras un corto viaje, llegamos a Chichime, donde un buen plato de pescado frito con arroz, patacones y ensalada me esperaba. En otras mesas, se daban banquetes de langosta. Siendo un archipiélago, lo normal es aprovechar las delicias que provee el mar, aunque hay opciones como pollo o cerdo para los visitantes con alergias o quienes simplemente no toleran el pescado y mariscos. Chichime es una isla más grande, con cabañas y espacio para acampar, y buenas playas, si bien no son tan espectaculares como la de Perro Grande.

Pescado frito como almuerzo en isla Chichime, Guna Yala o San Blas, Panamá
Almuerzo con vistas de lujo al Caribe

Después de comer, di un paseo por Chichime para hacer la digestión, pero al poco tiempo me arrastraron hacia el barco nuevamente. Ahora era el turno de una de las famosas piscinas naturales. Es el nombre que utilizan los gunas para una serie de bancos de arena en mar abierto en los que se puede dar pie sin problemas, dándote el lujo de estar parado en medio del mar. Normalmente son lugares repletos de estrellas de mar, así que nos pusimos nuestras máscaras de snorkel y salimos a disfrutar de este espectáculo submarino. Había estrellas de distintos colores y tamaños, esparcidas por todo el banco. Luego nos relajamos un poco, flotando y nadando sobre el banco de arena, hasta que llegó el momento de seguir con nuestro viaje.

Estrellas de mar en un banco de arena conocido como piscina natural en Guna Yala o San Blas, Panamá
Snorkel con estrellas de mar

Nuestra última parada fue isla Fragata, una pequeña isla conocida más que nada por su restaurante y por ser una de las pocas en las que no se cobra por acceso a su playa, debido que no es muy grande y está al lado de la hermosa playa de Perro Grande. Me tomé unas cervezas con los guías gunas que nos acompañaron todo el día, mientras conversábamos sobre lo hermoso que es su archipiélago y les mencionaba los lugares que conozco y a los que me gustaría ir en Guna Yala. Eventualmente iniciamos el largo camino de regreso a la ciudad de Panamá, adonde llegamos cerca de las 19:30, trece horas y media después de haber partido de la capital hacia Cartí por la mañana, a eso de las 6:00. Me encontraba exhausto, pero contento tras haber pasado un día en mis playas favoritas. Sigo pensando que para disfrutar Guna Yala es mejor dormir aunque sea una noche allá, pero me parece una opción válida para el que tiene el tiempo justo para un día, o un menor presupuesto. Sé que esta no será la última vez que yo lo haga.

Información práctica
En Guna Yala y ciudad de Panamá hay diversas compañías e individuos que ofrecen el servicio del pasadía en el archipiélago. Kuna Yala Expedition, con quien yo fui en esta ocasión ofrece dos opciones. La primera, con todo incluido, cuesta 130 USD para nacionales o 145 USD para extranjeros. La empresa cubre todo, incluido el traslado desde y hacia la ciudad de Panamá, las tasas de entrada a Guna Yala y el uso del puerto de Cartí, comidas, bebidas y desplazamientos en lancha. Si deseas ahorrar un poco más, puedes llevar tu propia comida y tus bebidas y organizar tu traslado desde Panamá a Cartí, y Kuna Yala Expedition se encarga de los desplazamientos en lancha y un plato de comida para el almuerzo por 55 USD. En esta opción, tendrías que pagar, como mínimo adicional, 50 USD de traslado en auto, 20 USD de tasa de entrada a Guna Yala (en caso de ser nacional, son 5 USD), y 2 USD de tasa de uso de puerto en Cartí.

El traslado a Cartí se hace normalmente en un auto compartido, pagando unos 50 USD por persona, ida y vuelta. En este artículo hay más información sobre cómo llegar a Cartí.

Puedes contactar con Elías Pérez, de Kuna Yala Expedition, a través de su cuenta personal de Facebook o por teléfono, incluido servicio de WhatsApp, al (+507) 6708-5254.

Si buscas más información sobre San Blas, te puede ser útil echar un vistazo a nuestros artículos con la etiqueta de Guna Yala. Por último, si quieres leer más sobre este pequeño país centroamericano, revisa nuestros archivos sobre Panamá, y si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *