Origen del nombre Panamá

Existen múltiples versiones sobre el origen etimológico de la palabra Panamá, la mayoría de ellas divergentes entre sí y basadas en las opiniones e interpretaciones que diferentes autores han realizado de este tema a lo largo de la historia. En lo que sí concuerdan la mayoría de los entendidos es en que la palabra panamá tiene su origen en la interpretación que los conquistadores españoles hicieron de ciertos vocablos en lengua indígena.

Como mera espectadora de los resultados de este proceso, y para satisfacer la curiosidad de muchos de nuestros lectores, he querido recopilar y reproducir algunas de las versiones más extendidas al respecto:

  1. Hay quien atribuye el nombre de nuestro país a un árbol llamado localmente panamá (sterculia apetala), muy frondoso y abundante en el istmo durante la época precolombina en derredor del cual solían reunirse las familias aborígenes. Hoy en día, es el árbol nacional de Panamá, aunque lastimosamente no es muy común encontrarse con un ejemplar fuera de parques naturales y zonas protegidas.
  2. Se cree también que la palabra panamá proviene del nombre de un caserío de indios pescadores, que en lengua cueva significa “abundancia de peces” o “sitio abundante en peces”. Se dice que en el sitio donde se ubicaba este asentamiento, más tarde se construyó la antigua ciudad de Panamá.
  3. También se habla de que el nombre panamá se refiere al vocablo que utilizaban los aborígenes para hacer referencia a la abundancia de mariposas que veían durante la época de migración de estos insectos.
  4. Otra versión hace referencia al sitio alejado donde el cacique de la región se retiraba a descansar. Allí sus vasallos lo mecían en una hamaca que en lengua guna se dice bana bana (panamá).
  5. Me encontré también con una interpretación que indica que la palabra panamá proviene del vocablo indígena Bannaba, que los cronistas españoles no supieron transcribir correctamente, pasando el nombre a los anales de la historia como Panamá. El término bannaba significa distante o alejado y este mismo autor unifica algunas de las versiones expuestas anteriormente al decir, por ejemplo, que los indígenas no llamaban bannaba (panamá) a la abundancia de mariposas sino al momento en que las veían alejarse durante su migración o que los pescadores no llamaban bannaba a su caserío, sino que cuando los españoles les preguntaban: ¿dónde habían conseguido tantos peces?, ellos respondían bannaba, para significar “en un lugar alejado del pueblo”.

Confío en que este artículo haya sido de utilidad y que no haga más que incrementar la curiosidad de nuestros lectores por esta tierra de abundancia y tradición.

En caso de cualquier duda o pregunta, envíanos un mensaje a nuestro formulario de contacto y con gusto responderemos a tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *