Top 10 – Viajes soñados de Carlos edición 2015

Top 10 del perro viajanteNo me puedo quejar del 2014. A pesar de estar en un país donde es muy caro viajar, hice una buena cantidad de viajes, incluido uno de mis favoritos de toda mi vida, el trek de 5 días en las Torres del Paine.

Pero ya el año se acabó y es hora de mirar hacia el 2015 y pensar en las aventuras que me gustaría hacer. Como viajero empedernido que soy, algunos ya los tengo reservados y la primera mitad de mi año está cargada de expediciones. Falta soñar con la segunda parte, y en esta lista mezclo algunos de los lugares para los cuales ya he hecho planes y otros a los que me gustaría ir.

Sin embargo, aquí no encontrarás los viajes que sueño algún día hacer y que sé que no podré durante el 2015. Esa lista la confeccioné por allá por el 2010, y no ha cambiado mucho. No obstante, cada final de año hago un ejercicio de pensar en los lugares a los que me gustaría ir y creo que podré ir en el siguiente, los cuales recuento a continuación.

  1. Alaska: desde hace mucho tiempo tengo ganas de ir a conocer el extremo norte de los Estados Unidos, un lugar del que he leído maravillas sobre su belleza natural, y no soy el único en mi familia con este anhelo. Mi madre, quien cumple 60 años en el 2015, decidió celebrar su sexta década de vida a bordo de un crucero de Disney Cruise Line por el sur de Alaska. Conoceremos Skagway, Juneau, Ketchikan y el fiordo de Tracy Arm. Nos falta definir si nuestras paradas las utilizaremos para hacer senderismo o actividades culturales.
  2. Vancouver: por supuesto, si nuestro crucero a Alaska sale del puerto de Vancouver, habrá que dedicar algunos días adicionales a conocer la ciudad más grande de la provincia de Columbia Británica. Es una pena que no sea temporada de esquí, pues me habría encantado disfrutar de las pistas de Whistler, donde se realizaron las Olimpiadas de Invierno de 2010, pero esto no me impedirá recorrer sus parajes naturales a pie. También espero poder llevar a mi familia a conocer los mercados nocturnos de Richmond, ya que tengo entendido que son muy similares a los que se realizan en los países asiáticos, y creo que les encantarán.
  3. Cuba: desde hace años tengo en mente visitar el último país comunista de Latinoamérica, sobre todo desde que mi madre, quien ha visitado Cuba en un par de ocasiones en la última década, me comentase que en su último viaje notase que las cosas han cambiado muchísimo en la isla. Ahora que Obama anunció que EE.UU. y Cuba reanudarán sus relaciones diplomáticas, esto fue similar a una última llamada de embarque para atisbar un poco de la Cuba de Fidel antes de que cambie irremediablemente. De todas formas, yo creo que lo que existe hoy día ya no es esa Cuba de Fidel, y que ya ha cambiado en gran manera, pero me hace ilusión conocerla antes de que hayan McDonald’s en cada esquina de La Habana.
  4. Reino Unido: tenemos un vuelo de ida a Londres, con la vuelta por comprar. Originalmente nuestra idea era dedicar algunos días a la capital británica, tal vez visitando Stonehenge, y de allí saltar a Edimburgo, desde donde prepararíamos una visita a los Highlands, lo cual es uno de mis sueños desde hace varios años. Ahora, como parece que no tendremos mucho tiempo, estamos considerando si seguimos con este plan o nos dedicamos a conocer algunas otras ciudades históricas como Oxford y Windsor, y tal vez explorar algunos de los castillos de Gales. Definitivamente tienen que haber castillos en nuestro viaje, ya sean en algún loch como el de Eilean Donan, o en la costa galesa como el de Caernarfon.
  5. Kansai: a pesar de ser esta mi sexta visita a Japón, el país del sol naciente no deja de emocionarme cada vez que pienso en recorrerlo. Es simplemente uno de mis países favoritos.  Me encanta su gastronomía (pero la que se consigue en Japón, no en el extranjero), su cultura y su historia, sus monumentos, etc.  En esta ocasión espero poder conocer alguno de los templos de Kioto declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que no he visitado todavía, como Kiyomizu-dera; disfrutar de la floración de los cerezos; y me encantaría conocer alguna ciudad o pueblo nuevo.  Estoy pensando en ir a alguno de los templos de la ruta Kumano Kodō, en Wakayama, sobre todo el templo de Kumano Nachi Taisha con su espectacular cascada.  Tras mi aventura de trekking en Torres del Paine en el 2014, me siento muy tentado a hacer la ruta de varios días uniendo los templos de Kumano Kodō, pero creo que no tengo suficientes días para hacer esto.
Kinkaku-ji, Kioto, Japón
Japón, uno de mis países favoritos
  1. Disneyland, California: Natalie y yo conocemos casi todos los parques de Disney del mundo, habiendo visitado los de Orlando, París, Hong Kong y Tokio.  Irónicamente, el único que nos falta por conocer es el original, el que Walt Disney inauguró en 1955 en Anaheim, California.  Justamente por allí es donde empezará a conocerlos nuestro pequeño viajante, por quien nos decidimos a hacer esto en el 2015, justo antes de que cumpla 2 años, mientras su billete de avión siga siendo razonablemente barato y no tenga que pagar por entrar a los parques.  A este viaje se suman mi madre y mi hermana, quienes no pueden perderse ver al primer niño de la siguiente generación de nuestra familia disfrutar de su primera vez en Disneyland.
Interior del tren a Hong Kong Disneyland, Hong Kong
¡Nos vamos a Disneyland!
  1. San Francisco: confieso que no soy muy amante de las ciudades estadounidenses, pues al haber vivido tantos años en Europa, es difícil encontrar interesante ciudades de pocos siglos de antigüedad y sin ningún encanto especial.  Varios de mis amigos que se identifican conmigo en este aspecto, me han dicho que San Francisco es una de esas pocas ciudades estadounidenses que a ellos les fascinan.  Curiosamente, en mis años viajando, nunca he visitado la ciudad del Golden Gate, pero como tengo que pasar un día allí de camino a Japón, confirmaré si San Francisco puede seducirme a mí también.
  2. Guam: otra de las consecuencias de viajar a Japón desde Panamá es que al regreso me toca hacer escala en Guam, una pequeña isla en medio del Pacífico que es un territorio no incorporado de EE.UU.  Todavía no tengo muy claro qué voy a ver en Guam, puesto que tendré poco tiempo con luz solar (aterrizo a las 15:00), pero imagino que trataré de ver algo de lo relacionado con la cultura chamorro y algún paraje natural.  Lo que más me hace ilusión es visitar en su casa a mi amigo Neil Pendon, a quien conocí hace muchos años gracias al juego de cartas Magic: The Gathering.  También será la primera vez que cruzaré la línea internacional de cambio de fecha, con lo cual dormiré en Guam un lunes, saldré de allí el martes, para aterrizar en Honolulu el lunes por la tarde.  ¡Me convertiré en un viajero en el tiempo!  Muy apropiado justo en el año del futuro de Marty McFly en la cinta Back to the Future II.
  3. Cayos Holandeses, San Blas: lo he dicho en múltiples ocasiones, y no creo que me canse. Las mejores playas de las que he disfrutado en mi vida están en el archipiélago de San Blas o Guna Yala, en Panamá.  Estas islas caribeñas están en su mayoría desiertas, con algunas palmeras decorando sus blancas arenas y aguas turquesas.  Mi amigo Kevin, del norte de Francia, no es muy amante de las playas, pero cuando lo llevé el año pasado a los Cayos Coco Bandera en San Blas, me dijo —Si vuelvo a Panamá el próximo año, ¿me traerías aquí de nuevo?  —Así de bellas son estas playas y tengo entendido que las mejores islas de San Blas son los Cayos Holandeses, adonde planeo llevar a Kevin cuando venga durante los carnavales.
Cayos Coco Bandera y un pecio en San Blas, Panamá
Cayos Coco Bandera, San Blas
  1. Trekking en Suramérica: es una gran incógnita que me falta por definir y que ni siquiera sé si llevaré a cabo, pero tras mi fabulosa experiencia recorriendo las Torres del Paine, quedé con ganas de más.  Trataré de utilizar las fiestas patrias para juntarme con mi amigo Barry para volver a maltratar nuestros gordos cuerpos en algún parque nacional en Suramérica, aprovechando un torneo que habrá en esas fechas en Porto Alegre.  Todavía no tengo nada claro a dónde iríamos; podría ser a algún parque en Brasil o tal vez viajar a Argentina.  Otra opción sería cerca de Indianápolis o Seattle, en EE.UU. ya que habrá allí torneos en esas fechas también.  ¿Alguna sugerencia, estimados amigos?
Caminando hacia al lago Nordenskjöld, parque nacional Torres del Paine, Chile
Trekking en el parque nacional Torres del Paine

¿Qué planes de viajes tienes para el 2015?  ¿Cuáles son tus viajes soñados?  ¡Compártelos con nosotros en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *