La historia de Las Vegas a la luz del neón

Las Vegas. Ciudad del pecado, del placer, de la fama y fortuna rápida; algo que con igual velocidad se pierde.  En las Vegas, las cosas pasan de moda rápidamente.  He visitado la ciudad cuatro veces, y cada vez he notado cómo uno de los célebres casinos que había conocido en mi vista previa al Strip se había reemplazado con otro en construcción.  Es impresionante la velocidad con la que se demuelen grandes estructuras en esta ciudad.

Otro punto impresionante de Las Vegas son sus luces.  Cada establecimiento busca atraer clientes con un gran despliegue de iluminación, y aquí, todo se lleva al exceso.  Pero si hay un gran ritmo de demoliciones, ¿qué ocurre con todas estas luces?  Hace algunas décadas, un grupo de personas decidieron poner a salvo muchos de los famosos letreros de neón de antiguas atracciones de la ciudad.  En 2012, se inauguró el Museo del Neón, para mostrar al público esta colección de letreros, salvando de la demolición al lobby del Motel La Concha, para usarlo como centro de visitantes.

El lobby del antiguo Motel La Concha, hoy centro de visitantes del Museo del Neón
El lobby del antiguo Motel La Concha, hoy centro de visitantes del Museo del Neón

Así comenzó nuestro guía, Paul, el tour: por la historia de La Concha. Al destruir el hotel en el 2003, la familia propietaria decidió no demoler el lobby, sino preservarlo y lo donaron al Museo del Neón, salvaguardando otra pieza histórica de la ciudad, diseñado por el arquitecto Paul Williams.  Conforme nos adentramos en el “cementerio” de letreros, Paul continuaba su interesantísimo relato.  Nos comentó que el horizonte de Las Vegas los definen los letreros, que han sido, por mucho tiempo, la manera más eficaz de transmitir a los potenciales clientes el tema de los hoteles, como la enorme pepita de oro que adorna uno de los antiguos letreros de the Golden Nugget.

El cementerio del neón de noche, Museo del Neón, Las Vegas, EE.UU.
El cementerio del neón de noche

El cementerio está ordenado de una forma cronológica, inaugurando el letrero de este famoso casino la sección del centro histórico de la ciudad, o Downtown Las Vegas.  Aquí hay otros clásicos como Binion’s Horseshoe Casino, donde se llevaron a cabo hasta el 2005 las Series Mundiales del Póker.  Paul, espolvoreando detalles históricos sobre los letreros, los casinos y Las Vegas, nos explicó que su fundador, Benny Binion, innovó con ciertas cosas que hoy día damos por sentadas.  Fue el primero en poner alfombras en su casino, en ubicar sillas frente a las máquinas tragamonedas y en brindar bebidas de cortesía a los jugadores.

Visitantes recorriendo la sección de Downtown Las Vegas
Visitantes recorriendo la sección de Downtown Las Vegas

Seguimos nuestra visita hacia las secciones dedicadas al Strip, la parte sur del bulevar Las Vegas, donde se encuentran los famosos mega resorts.  La primera sección trata de cuando no era más que una autopista que llevaba a la ciudad de Las Vegas, y la segunda parte muestra la época moderna del Strip.  Aquí Paul nos mostró letreros de varios clásicos, como Flamingo, Sahara, Tropicana, Stardust, Aladdin, o Treasure Island, por supuesto, sin dejar de demostrar que era una fuente de sabiduría histórica.  De todo letrero tenía algo que contarnos, ya fuera del letrero en sí o de la propiedad; por ejemplo, nos comentó que el letrero del Stardust fue el más ancho del mundo en su época; que el Flamingo obtuvo su nombre de la novia del propietario, el mafioso Bugsy Siegel; o que la calavera del Treasure Island se retiró cuando se cambió el enfoque del resort de un mundo de piratas, orientado hacia familias con niños, a un resort para adultos, cambiando el letrero de la calavera por uno con las siglas TI.

El letrero del hotel y casino Stardust fue por un tiempo el más ancho del mundo
El letrero del hotel y casino Stardust fue por un tiempo el más ancho del mundo
Lámpara del hotel y casino Aladdin y letrero del Museo Liberace, Museo del Neón, Las Vegas, EE.UU.
Lámpara del hotel y casino Aladdin y letrero del Museo Liberace

Una visita al Museo del Neón no es solamente un recorrido entre hierros, luces y lámparas.  Es un viaje en el tiempo por toda la historia de Las Vegas, gracias al gran conocimiento que demuestran los voluntarios del museo, como Paul.  Yo no tenía idea de muchas de las cosas que nuestro guía nos contó, como las innovaciones que muchos de los establecimientos de Las Vegas llevaron a cabo en cuanto a los letreros o sus negocios en sí, como las de Benny Binion en su casino.  Paul también compartió con nosotros una gran parte de la historia general de Las Vegas para que tuviéramos una idea de cómo Las Vegas se desarrolló, como el hecho de que en 1930 se construyó la Represa Hoover, que en 1931 se legalizaron los juegos de azar y que más adelante se relajaron las leyes de matrimonio y divorcio, por lo cual por un tiempo, uno de los sectores más importantes de la ciudad era el negocio de los divorcios.  Fue una hora de visita que se me pasó volando; tan interesante, que al terminarla, seguí hablando con Paul a solas, haciéndole más preguntas sobre los letreros, los casinos, Las Vegas, y el museo.  Al finalizar, miré Las Vegas de otra manera, con más conocimiento sobre su historia, y con una mayor capacidad para apreciar todos los detalles que un simple letrero nos puede contar.

Cómo llegar

El Museo del Neón se encuentra cerca de Fremont Street (el núcleo de Downtown Las Vegas) y se puede caminar sin problemas desde allí al museo.  En caso de alojarse en la zona del Strip, es una excelente excusa para visitar el centro histórico de la ciudad y otras de sus atracciones, como el Mob Museum o el Container Park.  La compañía de autobuses de Las Vegas, RTC, opera dos rutas entre el Strip y el Downtown, las líneas Deuce y SDX (Strip & Downtown Express).  La más conveniente es la SDX, ya que hace menos paradas, pero no da servicio entre medianoche y las 9:00 am, mientras que la Deuce es 24 horas.  En la página web de RTC hay más información sobre las rutas, las tarifas, y planos de los servicios.

Más información

Solamente se puede visitar el museo con un guía, y estos recorridos se suelen completar con varios días de anticipación, así que vale la pena hacer la reserva por Internet con bastante antelación, en neonmuseum.org.  Se puede recorrer el museo de día o de noche; si bien creo que de noche es más impactante, ya que se pueden ver algunos de los letreros restaurados en todo su esplendor, aunque pienso que de día también debe tener su encanto, al permitir ver más detalles y apreciar mejor los colores.  Otra ventaja del visitarlo de noche es que al finalizar se puede recorrer el camino desde el museo hacia el centro contemplando otros letreros restaurados por el museo que se han instalado en la mediana del Bulevar Las Vegas, como el del Bow and Arrow Motel o el célebre letrero del vaquero de La Hacienda Hotel & Casino.  En la página web del Museo del Neón hay un plano de localización de estos letreros.

Fremont Street, con el célebre letrero del vaquero de La Hacienda restaurado, Las Vegas, EE.UU.
Fremont Street, con el célebre letrero del vaquero de La Hacienda restaurado

Un comentario sobre “La historia de Las Vegas a la luz del neón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *