Te dejo Madrid

Madrid, la ciudad a la cual realicé mi primer viaje en avión, y desde donde inicié mi primer viaje por múltiples países…
Madrid, la ciudad en la que aprendí a disfrutar de los museos y otras oportunidades culturales…
Madrid, la ciudad que me enseñó a adorar el fútbol y el jamón serrano…
Madrid, la ciudad donde vi por primera vez las hojas caer en otoño y los copos de nieve en invierno…
Madrid, la ciudad en la que conocí mi primer metro, en la que aprendí cómo funciona, y cuyo conocimiento ahora me lleva a emigrar nuevamente…

Letrero de Metro de Madrid cubierto de nieve
Letrero de Metro de Madrid

He pasado 12 de mis 32 años de vida en Madrid. Cuatro cuando era un niño, y ocho de adulto. En aquellos primeros años, Madrid me mostró a Picasso, Dalí, Miró, Goya, Velázquez, El Greco, El Bosco, y otros tantos pintores geniales. También me permitió conocer el fútbol de la mano del Madrid de la Quinta del Buitre, convirtiéndome en fan del equipo merengue desde entonces. Desde allí pude conocer sitios mágicos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como San Lorenzo de El Escorial, Aranjuez, Toledo y Segovia; y finalmente fue el punto de partida para mi primer gran viaje, el cual me llevaría a Génova, Florencia, Roma, Venecia, Belgrado, Timisoara, Bucarest y Brasov. Han pasado ya 22 años desde que el destino me hiciera volver a Panamá, pero los recuerdos de esos primeros cuatro años siguen grabados en mi mente y son responsables de muchas características de mi personalidad.

Niños con una armadura de caballero y montura
Visitando los castillos españoles de pequeños

Catorce años después, tras haber completado mis estudios universitarios en Panamá, volví a Madrid, esta vez con Natalie. Fue ella la que decidió ir a Madrid, en parte por todas las historias que le conté de mi infancia en la capital española, y me preguntó si quería acompañarla. Al llegar, fue como volver a casa. Madrid ha cambiado, pero en el fondo, sigue siendo la misma ciudad. Sus museos y monumentos siguen en el mismo lugar, las estaciones de metro que yo conocí siguen estando allí, y se sigue comiendo tan bien como en los años 80.

Monumento a Cervantes en la Plaza de España de Madrid
Monumento a Cervantes en la Plaza de España de Madrid

Si mis primeros cuatro años me marcaron profundamente, estos últimos ocho me transformaron completamente. No puedo decir que sea solamente por vivir en Madrid, ya que gran parte de estos cambios se han dado por todo lo que he viajado en estos años. Al volver a Madrid, había visitado siete países. Ahora, mi cuenta está en cuarenta y cinco. He madurado mucho gracias a estos viajes y he desarrollado una tolerancia aún mayor a la diversidad de culturas de nuestro mundo. Pero no habría podido viajar tanto en Panamá. Las oportunidades de viaje desde Europa son absurdas, con vuelos dentro del continente entre 100 y 200 euros (y he llegado a pagar 40), e incluso vuelos intercontinentales por 400-500 euros.

La Gran Vía de Madrid de noche
La Gran Vía de Madrid de noche

Ahora, otro cambio se avecina. El viernes 6 de septiembre regresamos a Panamá, pero de forma indefinida. El próximo lunes empezaré a trabajar en el nuevo metro de Panamá, donde probablemente podré aprovechar mi experiencia previa en Metro Ligero Oeste en Madrid.

Dejo atrás muchos amigos en casi todos los rincones de Europa; amigos que me han dicho que esperan que vuelva; amigos a quienes extrañaré muchísimo. Pero algo constante en la vida es el cambio y ha llegado el momento de uno en nuestras vidas.

El lado positivo es que ahora podremos conocer mejor Panamá, ya que cuando partimos en el 2005 no habíamos viajado tanto por nuestro país, y espero que tengamos amplias posibilidades de recorrer Latinoamérica. Nos falta mucho por visitar allí.

Mientras tanto, como reza una canción, es hora de decir te dejo Madrid.  Queridad ciudad que me ha mostrado tantas cosas en mi vida, estoy seguro que seguirás dándome nuevas oportunidades en el futuro, pues esto es simplemente un hasta pronto. A fin de cuentas, nuestro pequeño viajante debe conocer a fondo la ciudad en la que nació y a la que sus padres tanto quieren. Tendrá que asistir a un partido en el Bernabéu, conocer las grandes obras de los museos del triángulo de oro, disfrutar de los increíbles colores en una puesta de sol en el Templo de Debod, y degustar la gastronomía del tapeo. Por todas estas cosas que ya hemos vivido nosotros, ¡muchas gracias, hermosa Madrid!

Cartel de Schweppes en la Gran Vía de Madrid
La última foto que hice de Madrid. ¡Hasta pronto!

19 comentarios sobre “Te dejo Madrid

    1. En la vida no hay errores realmente, años después uno se da cuenta que lo que en un momento parecía un error, fue una oportunidad para aprender y que te hizo ser la persona que eres.
      Dicho esto, a mí me gusta Madrid y quisiera volver a vivir en esta ciudad, pero siendo honestos, la crisis económica ha hecho estragos en España y ahora mismo hay mejores oportunidades laborales en Panamá que en España. De algo hay que vivir.

  1. Solo Dios hace al hombre feliz. Panama tiene sus encantos, empiezando por la gente. Estas cosas las entendemos mejor con el correr del tiempo.

    1. Sí, es un gran cambio, aunque la ventaja es que tenemos amigos y familia aquí con lo cual no es tan difícil como mudarse a un país desconocido. ¡Gracias por tus buenos deseos!

  2. Wuaooo vecino que emotiva carta me has echo llorar, os deseamos lo mejor en esta nueva faceta de vuestra vida. Besos y un fuerte abrazo.

  3. Madrid ya os echa de menos y yo también!!!! volved prontito, que aquí todo seguirá igual para vosotros!!! Muchísima suerte en vuestro Panamá, pero no la necesitais!!!muaksss enormes

    1. Muchas gracias Sonsoles. No creo que Madrid nos eche de menos tanto como nosotros a ella. La verdad es que yo personalmente quiero mucho a esa ciudad. 🙂

  4. Amo tanto a Madrid que siento como mías tus palabras y hago propios esos sentimientos. Hace 23 años que regresamos después de esos 4 años y mi corazón aún sigue allí, en Madrid… Me reconozco como una desajustada o inadaptada, aún después de 22 años, porque aún sigo en Madrid…

  5. Uf, me has hecho llorar…Mucha suerte en vuestra nueva etapa, enhorabuena por vuestro pequeño viajante y cuando volváis, porque volveréis, espero veros a los tres!
    Muchos besos para tí y para Natalie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *