Fotos de la semana Nº 22, 2013: las sorprendentes rocas de la Ciudad Encantada

Pareidolia: ese es el nombre que recibe el fenómeno por el cual la mente humana interpreta formas ambiguas en la naturaleza como objetos conocidos. El ejemplo más clásico son los animales que vemos en las nubes. Otro bastante común se da con las formaciones geológicas, sobre todo aquellas que han sido esculpidas por la naturaleza.

La Ciudad Encantada, en la provincia española de Cuenca, es uno de esos lugares donde el cincel de la erosión ha creado tal cantidad de obras de arte que el ser humano se siente profundamente atraído hacia sus rocas, a muchas de las cuales ha bautizado en base a los objetos a los que les recuerdan: perros, champiñones, elefantes, barcos, caras humanas, etc.

Yo conocí la Ciudad Encantada cuando tenía 8 o 9 años, y he vuelto un par de veces de adulto. Se trata de una visita divertida, sobre todo para los niños, o al menos así recuerdo yo mi primera visita. Es un lugar al que llevaré sin duda a Víctor Enrique cuando tenga edad para disfrutarlo. Mientras tanto, lo recordaremos con algunas fotos que hemos hecho en nuestras visitas pasadas, incluidas las de la galería de fotos de viajes de esta semana del perro viajante.

Si te gusta esta galería, síguenos en Twitter y/o Facebook y permítenos mostrarte el mundo a través de nuestros ojos.

[twitter-follow screen_name=’perroviajante’]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *