Fotos de la semana Nº 11, 2013: el Alto Ampurdán

Hay ocasiones en que las cosas inesperadas en la vida son muy agradables y memorables. Esto pasa con frecuencia en los viajes: lo inesperado e insólito se nos queda grabado en la mente.  Las experiencias espontáneas, sin planificar, suelen ser muy gratificantes.  Así puedo describir nuestro viaje el año pasado a la comarca del Alto Ampurdán.  A pesar de que me encanta la obra de Salvador Dalí, no había contemplado visitar su tierra natal, hasta que por cosas del destino, me encontré en Gerona en una reunión de blogueros de viaje.  Tras la misma, Natalie y yo nos desplazamos a la bahía de Rosas, desde la cual exploramos los parajes que inspiraron a Dalí, con visitas incluidas a su casa en Cadaqués y el museo que dejó como gran legado en su Figueras natal.  Todo el viaje fue una sorpresa muy placentera, y lo cierto es que, como comentó Natalie en su crónica de nuestra expedición, queremos volver más adelante, junto con el pequeño Víctor Enrique, quien nos acompañó en el vientre de su madre.

Ya el año pasado compartimos algunas de las fotos de esta travesía en otra galería, y como desde hace algunas semanas estoy compartiendo fotos de mis viajes favoritos del 2012, he aquí algunas otras fotos.  Espero que las disfrutes, y si quieres disfrutar de las siguientes galerías de nuestros viajes, síguenos en Twitter y/o Facebook, donde te mostraremos el mundo a través de nuestros ojos.

[twitter-follow screen_name=’perroviajante’]

2 comentarios sobre “Fotos de la semana Nº 11, 2013: el Alto Ampurdán

  1. Tambien estuve unos dias en Girona y Cadaques el pasado verano. He aprendido a admirar a Dali. Mi esposa ya lo seguia y ahora yo me he convertido en un seguidor. Si estas de visita en Florida, no te pierdas el museo en St. Petersburg. No lo creia cuando me lo contaron en Cadaques, pero tiene muchas de sus obras por aqui. Luego te cuento acerca de una persona muy cerca a Dali que conocimos en Cadaques. Saludos…

    1. Hola Eduardo,
      Me quedé sin responder tu comentario por lo ajetreado que estaba con la llegada de nuestro pequeño. Ayer fui a ver la exposición de Dalí: Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas, organizada por el Centre Pompidou de París y el Museo Reina Sofía de Madrid, y me acordelé de tu comentario. Tenían varias obras del Museo Dalí de San Petersburgo, aunque eché en falta La desintegración de la persistencia de la memoria. Así que nada, tendré que volver a Florida para visitar este museo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *