Mi experiencia en el TBEX Girona

El mes pasado se organizó en Girona un congreso de blogueros de viajes, llamado TBEX, o Travel Blog Exchange. Yo todavía no sé qué quiero obtener del blog, ya que originalmente mi principal objetivo era dedicarle tiempo a escribir historias de viaje y ver si se me daba bien, y sé que a este tipo de reuniones suelen asistir personas con metas bastante claras, muchos de ellos con la intención de ganar dinero con su blog. Si bien es una meta que a largo plazo me gustaría obtener, no sé todavía en qué dirección me gustaría dirigirme para llegar allí. Pero cualquier oportunidad de conocer otros viajeros me llama la atención, así que me inscribí en el TBEX apenas me enteré del mismo.

Peter Shankman, dando la charla inaugural del TBEX Girona 2012
Peter Shankman, dando la charla inaugural

Fue una excelente experiencia. Si bien las charlas del congreso tuvieron alguno que otro consejo útil (uno que se me quedó grabado lo dio Peter Shankman, sobre tratar de contactar a 5 seguidores de nuestras redes sociales al día para mejorar nuestra interacción online), muchos de ellos eran los típicos consejos que todo el que le ha dedicado algo de tiempo a leer y educarse sobre escritura creativa y cómo contar historias ya ha escuchado en más de una ocasión. Muchos blogueros españoles, como Pau Solbes y Manuel Aguilar, han expresado su opinión sobre este TBEX, y el consenso es el mismo: las charlas fueron bastante básicas. Algo curioso es que todos comentan lo muy enfocado que estaba todo hacia Estados Unidos, cosa en lo que coincide una asistente canadiense en su artículo: ¿por qué no hubo ni un keynote speaker español, o por lo menos europeo? Ella también expresa en su crónica lo que los españoles mencionan sobre las diferencias entre blogs españoles y estadounidenses: si bien hay mucha calidad aquí, los blogueros españoles no saben vender su producto (o como dice ella, hay mucho laissez faire).

Pam Mandel y Will Peach hablan sobre escritura creativa en el TBEX Girona 2012
Pam Mandel y Will Peach hablan sobre escritura creativa

Yo no puedo sacar las mismas conclusiones, pues todavía no conozco tan bien la blogosfera, aunque debo decir que sus comentarios me parece que tienen mucho sentido. Y cuando el río suena, es porque piedras trae. Sin embargo, como dije antes, coincido con ellos en que las charlas y seminarios aportaron más bien poco. Lo que realmente le dio mucho valor fue la oportunidad de conocer a tanta gente que comparte mi pasión por conocer el mundo; personas que comparten mis mismas costumbres, como el buscar vuelos todos los días (aunque no los reserven), leer sobre nuevos destinos, y en general, no parar de fantasear con visitar nuevas maravillas de la naturaleza y del ingenio humano.

Muchos de estos viajeros son gente con historias extraordinarias. Las dos que más se quedaron grabadas en mi mente fueron la de unas parejas de diferentes nacionalidades. La primera, formada por Lauren, de Pensilvania, EE.UU. y Alejandro, del Puerto de Santa María, España. Lauren se atrevió a dejar su tierra para venir a enseñar inglés en Andalucía y conoció a Alejandro en Sevilla, justamente cuando este la contactó por un anuncio para que ambos practicasen el idioma del otro. Ahora están casados, y tras dedicarse a explorar a fondo la gastronomía española, Lauren comenzó a escribir el blog Spanish Sabores sobre la misma, y ofrece hoy día tours gastronómicos por Madrid, donde reside en la actualidad.

La segunda la componen Nellie, de Singapur, y Alberto, de Granada, España. Ellos se conocieron cuando ambos estudiaban en Miami, y a partir de allí han vivido en otros países, incluidos los de origen de cada uno. Precisamente su base de operaciones actual es la bella ciudad de Granada, aunque se la pasan gran parte del año viajando; por ejemplo, en el momento en que escribí esto estaban en Australia. Su trabajo lo exige, pues editan y publican la revista de viajes de aventura WildJunket, así que tantos paseos no son solamente por placer.

Justamente, la última noche del TBEX me encontraba en un restaurante tomando algunas copas con estas dos parejas y otros blogueros, y la verdad es que me sentí muy identificado con ellos. Todos habíamos decidido viajar contra viento y marea, incluso si las condiciones económicas no eran las mejores, y no sentíamos la necesidad de hacer lo que todos los demás sienten que es lo normal: comprar una casa, un automóvil, etc. Nuestras prioridades son simplemente distintas, y preferimos gastar nuestro escaso dinero de otra forma. En medio de la velada cité a Francois Grobler, un amigo psicólogo a quien Natalie y yo visitamos en Durban durante la Copa Mundial de la FIFA:
—Como psicólogo, me he dado cuenta que la gente que invierte su dinero en vivir experiencias es por lo general más feliz que aquellos que lo usan para adquirir bienes materiales.
Mis compañeros asintieron. Todos se identificaban con esa frase. La verdad es que desde que Francois me dijo esto, sus palabras han rondado mi cabeza. Yo siento que, con lo poco que tengo, soy feliz, y el viajar mantiene mi felicidad en niveles bastante altos.

Velada en TBEX Girona 2012 con otros blogueros radicados en España
Mi velada con Alberto, Lauren, Nellie y Alejandro. Foto cortesía de WildJunket.

Con esto no quiero decir que el que prefiere comprarse muchas cosas está equivocado. El viajar me ha hecho interaccionar con muchas otras culturas y tradiciones, así que si hay algo que he notado es que hay pocas formas de vivir la vida erróneas, más bien son diferentes, y nuestras prioridades dependen de la que elijamos. Eso sí, recomiendo a todo el que no viaje mucho que se anime, que deje los miedos y prejuicios atrás y lo intente.

No puedo terminar este artículo sin hablar sobre Gerona, la ciudad capital que nos acogió y la provincia que lleva su nombre. Si bien había pasado por allí antes, nunca la había visitado, y me encontré con una bonita ciudad, con un centro histórico muy agradable y vistoso. El hecho de que el ayuntamiento decida los colores con los que se pintan las casas en el centro puede parecer excesivamente restrictivo, pero crea una sensación visual muy llamativa. Y debo decir que la oficina de turismo de Gerona/Costa Brava hizo un excelente trabajo con este TBEX. Los asistentes a otras ediciones, en otros países, no paraban de alabar lo bien organizado que estaba todo, la excelente calidad de la comida ofrecida durante el congreso (y a todos los participantes, que parece que esto ha sido un problema en otros TBEX), y la gran cantidad de actividades turísticas asociadas.

Instrucciones para preparar pa amb tomàquet, cortesía de Turismo de Gerona/Costa Brava, en el TBEX Girona 2012
Instrucciones para preparar pa amb tomàquet, cortesía de Turismo de Gerona/Costa Brava

En los días antes y después de la reunión se organizaron varios blogtrips, excursiones y estancias en diversos hoteles y apartamentos de la provincia. Yo tuve la oportunidad de disfrutar de una visita guiada a pie por Gerona capital, de la mano del guía Manuel, y el fin de semana siguiente visité el Alto Empurdán junto con Natalie, siguiéndole la pista a Salvador Dalí, probablemente el hijo más famoso de la provincia. Natalie ya publicó un artículo sobre esta aventura, y dedicamos una galería de fotos de la semana a algunas instantáneas que capturamos durante este viaje.

El río Oñar, a su paso por el pintoresco centro de Gerona
El río Oñar, a su paso por el pintoresco centro de Gerona

Resumiendo: excelente experiencia a nivel personal, pues conocí muchísima gente interesante, más allá de las dos parejas que mencioné (lo siento, sois muchísimos como para mencionaros a todos), y quiero felicitar a Jaume Marín y su equipo de trabajo de Turismo de Gerona/Costa Brava, por haber hecho un magnífico trabajo promoviendo la provincia, y muchas gracias a TBEX por haber organizado esta reunión en España.

9 comentarios sobre “Mi experiencia en el TBEX Girona

    1. De nada, Pau, gracias a ti por pasarte por aquí.
      Tenemos una conversación pendiente, ¡a ver si me pongo las pilas y te envío un email hoy! 😉

    1. Gracias Lauren, me alegra que te gustase el post. Sí, debemos quedar un día de estos, aunque por mi parte lo tengo difícil hasta el próximo año… (pero eso significa que tengo muchos viajes estos meses, jejeje :D)

  1. Yo no pude ir por temas de trabajo, pero tu artículo me ha servido. Veo que lo mejor no fueron las charlas sino la compañía. La próxima no me la pierdo! Un saludo y felicidades por el blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *