Una exquisita receta de chili con carne

Hace algunos días, a petición de mi querida cuñada, preparé una de mis recetas favoritas que hoy comparto con ustedes, el chili con carne.

Recuerdo cuando estaba en la Universidad de Panamá, que a veces, durante mis horas libres, me gustaba cruzar al Hungry Tiger de la Esso de Vía Argentina, para pedir unos nachos con chili, ¡qué delicia! Uff, por suerte en aquel entonces no tenía que preocuparme tanto por el peso… Jajaja…

Aunque atrás quedaron esos años, mi gusto por este platillo no disminuyó, así es que en algún punto me arriesgué a preparar mi propio chili con carne, basándome en un receta de mi suegra y varias otras que encontré en Internet. Recuerdo que entre esas recetas selectas estaba la del propio Barack Obama, pero cuando la leí me di cuenta de que había que agregar una lata de frijoles en conserva así que la descarté, pues yo prefería prepararlo todo.

Obviamente este plato no tiene nada que ver con aquel de la estación de servicio, y les puedo garantizar que es muchísimo más sano e igualmente delicioso. 😉

Preparar esta receta requiere de tiempo y paciencia, pero si se cumple con ambas condiciones, les aseguro que el resultado será delicioso y perfecto para compartir con familiares y amigos.

Ingredientes

Para los frijoles

  • 1/2 kg de alubias rojas o porotos
  • 1 cebolla grande entera en cubitos
  • 3 dientes de ajo
  • 200 g de tiras de bacon
  • 1 cucharada sopera de achiote
  • 1 cucharada sopera de guindilla
  • Pimentón picante molido al gusto

Algunos de los ingredientes para preparar los frijoles

Para la carne

  • 600 g de carne molida o picada
  • 1 cebolla entera en cubitos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorrito de aceite
  • Sal y pimienta al gusto
  • Salsa china o de soja clara
  • Un poco de orégano

La preparación empieza desde la noche anterior ya que es necesario dejar los frijoles en remojo durante al menos 10 horas antes de prepararlos, cambiando el agua varias veces durante el proceso.

Temprano, al día siguiente, tras enjuagarlos con agua fresca, pongo los porotos a fuego medio/alto con un poco de sal. Unos quince minutos después, sofrío la cebolla y el ajo y los agrego a la olla junto con las tiras de bacon crudas y tapo.

Cuando los granos empiezan a suavizarse agrego a la mezcla la guindilla, el achiote y el pimentón picante y lo dejo cocer un rato más.

La teoría dice que los frijoles deben estar listos en aproximadamente una hora y cuarto, pero en mi experiencia estos tiempos no se cumplen, así es que yo prefiero ir probando de tanto en tanto hasta que los granos se sientan suaves y el jugo de los frijoles empiece a espesar.

Mientras tanto, en otra olla empiezo a preparar la carne. Para condimentarla la mezclo con sal, pimienta, salsa china o de soja y un poco de orégano al gusto, cuidando que todo quede perfectamente ligado y lo dejo reposar un rato. Mientras, aprovecho para cortar finamente el ajo y la cebolla y sofreírlo en ese orden a fuego medio. Luego agrego la carne.

A mi juicio los primeros diez o quince minutos de cocción de la carne son cruciales, sobre todo si, como a mí, les gusta que la carne quede bien suelta; con lo que durante este tiempo, cucharón en mano, me dedico a deshacer todos los grumos que puedo.

Llegados a este punto rectifico el sabor y si veo que la carne está quedando muy pálida añado un poco de achiote para darle vida y tapo la olla. Unos diez minutos más tarde vuelvo a probar y si todo está a mi gusto, la retiro del fuego.

Carne molida lista para mezclar con los frijoles

Como mencioné al principio, este es un platillo sencillo pero que requiere de mucha dedicación y paciencia, así es que es necesario regresar periódicamente a la olla de los frijoles para asegurarse de que todo siga en orden y de tanto en tanto, rectificar el sabor y el nivel de picante.

Una vez que los porotos están suaves y en su punto, los mezclo poco a poco con la carne. Si considero que la mezcla ha quedado con muy poco líquido, puedo agregar una lata de tomate natural troceado que le dará más jugo y color al chili con carne, et voilà, el chili con carne a mi estilo está listo.

Chili con carne, ¡delicioso!

Servir bien caliente, sólo o acompañado de nachos, tortillas, o incluso arroz blanco y ¡buen provecho!

Espero que les haya gustado la receta y que se animen a prepararla.  Y sobre todo, a compartir con nosotros sus impresiones y los toques personales que le den, ya que siempre hay espacio para la mejora. 😉

¡Hasta la próxima y como siempre, muchas gracias por leer las recetas del perro viajante!

4 comentarios sobre “Una exquisita receta de chili con carne

  1. Querida Natalie,
    Hice la receta de chili con carne y que has compartido en el blog y lo acompañe como guarnicion con patacones colombiano lo único que añadí a tu receta para que me quedara espeso fue que triture 1/3 de las alubia para buscar la consistencia y me quedo genial, gracias por la receta.
    Saludos,
    Aymeé

  2. Hola Aymeé…me pone muy contenta que te haya servido la receta y sobre todo el que te haya gustado el resultado 😉
    Probaré implementar el consejo que me das para la próxima vez que lo prepare.

    Un beso y muchas gracias por compartir tu experiencia 😉

  3. Gracias por compartir tu receta me llamo Fabiola soy Francesa y el fin de semana que viene tengo unos invitados y les voy hacer tu receta ya te dire lo que pensaron de ella..(.me podrias decir lo que es ” achiote” no tengo ni idea lo que es) ..Gracias por tu ayuda

    1. Hola Fabiola,
      ¡Muchas gracias por tu comentario!
      El achiote es un colorante natural que da una tonalidad rojiza a la comida. Tal vez puedas conseguirlo en tiendas donde vendan productos de América Latina, ya que es muy utilizado en su cocina, o reemplazarlo por algún otro colorante alimenticio que tú conozcas.
      Suerte con tus invitados y espero que les guste mucho la receta.
      Natalie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *