El perro viajante

Patrimonio Ibérico – Ciudad histórica fortificada de Cuenca

Esta entrada es parte de una serie de artículos cortos sobre los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la Península Ibérica.  Puedes ver el resto de ellos aquí.

22. Ciudad histórica fortificada de Cuenca
En un lugar de la Mancha, en un risco entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar, se encuentra la escultural ciudad medieval de Cuenca.  Da la impresión de que se trata de un navío deslizándose hacia las aguas que esperan pacientemente debajo de él.

El centro histórico de Cuenca, visto desde el otro lado del río Huécar

El centro histórico de Cuenca, visto desde el otro lado del río Huécar

Dentro de las ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España, Cuenca es relativamente reciente, pues se fundó en el siglo VIII d. C., durante el dominio musulmán de la península.  Fueron estos quienes apreciaron las posibilidades estratégicas de esta localidad, construyendo una fortaleza desde la cual podían controlar la región, llamada por ellos Kunka, de donde derivó su nombre actual.  Sin embargo, la época de esplendor llegó tras la conquista de la ciudad a manos de Alfonso VIII de Castilla en el año 1177.  Cuenca se transformó en diocésis cristiana y eventualmente forjó una fortuna a través de la industria textil.   Justamente, fue durante este apogeo, en los siglos XII y XIII, que se construyó la Catedral de Cuenca, la primera catedral de estilo gótico en España.

La Catedral de Cuenca, la primera catedral gótica de España

Fachada de la catedral

Aparte de la catedral, el centro histórico está repleto de otras edificaciones religiosas y civiles de un gran valor cultural: iglesias, conventos, monasterios, palacetes; todos ellos integrados de una manera sublime en el poco espacio disponible en los riscos de Cuenca, razón por la cual el urbanismo de la ciudad está muy asociado al entorno que la rodea. El mejor ejemplo de esto son las Casas Colgadas, un tipo de estructura que, como su nombre nos indica, cuelga de las paredes de los barrancos. Es la imagen más célebre de Cuenca, y precisamente suele ser la que da la bienvenida a los visitantes mientras estos contemplan el casco antiguo de la ciudad al cruzar el puente de San Pablo. Este puente, dicho sea de paso, es otro de los atractivos de la ciudad: una estrecha pasarela de hierro y madera que atraviesa la hoz del río Huécar, a unos 40 metros de altura.

Las casas colgadas de Cuenca, España

Las Casas Colgadas, todo un ícono de Cuenca

Desde que se inauguró la línea de alta velocidad Madrid-Valencia, es mucho más fácil visitar Cuenca.  El AVE recorre los 170 km entre la capital y Cuenca en solo 51 minutos, mientras que desde Valencia toma unos 57 minutos.  En autobús suele ser más barato, aunque tarda entre dos horas y dos horas y media desde Madrid.  La compañía que opera el servicio es AvanzaBus.

La página web de Turismo de Cuenca, ofrece más información sobre sus monumentos, museos, horarios, etc.

2 pensamientos sobre “Patrimonio Ibérico – Ciudad histórica fortificada de Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

%d personas les gusta esto: