Patrimonio Ibérico – Ciudad histórica de Toledo

Esta entrada es parte de una serie de artículos cortos sobre los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la Península Ibérica.  Puedes ver el resto de ellos aquí.

13. Ciudad histórica de Toledo
Toledo ha sido una ciudad importante para distintos reinos a lo largo de sus más de dos mil años de historia, siendo uno sus puntos cúspides su periodo como capital del reino visigodo. Como consecuencia, su centro histórico contiene una gran cantidad de monumentos, siendo el Alcázar y la Catedral los más famosos, y los que dominan el horizonte de la ciudad.

Centro histórico de Toledo, España
El centro histórico de Toledo, visto desde la torre de la Iglesia de los Jesuitas

El Alcázar es un impresionante edificio militar de estilo renacentista ubicado sobre una colina, cuya altura adicional le da un aspecto aún más imponente.  En su interior alberga el Museo del Ejército, y normalmente se lleva a cabo una visita combinada del museo y el Alcázar.

La Catedral Primada de Toledo es una de las más importantes de España, por ello el adjetivo primada.  La majestuosidad de su arquitectura y su decoración nos habla del esplendoroso pasado de la ciudad, sobre todo durante el siglo XV y XVI, época de la que proceden grandes obras de arte como El Expolio de El Greco.  La catedral es uno de los reclamos turísticos más importantes de Toledo, incluso aunque haya que pagar para siquiera poder cruzar el umbral de su puerta.

Fachada principal de la Catedral de Toledo, España
Fachada principal de la Catedral de Toledo

Pero no hay que fijarse solamente en las grandes estructuras; todo el centro de la ciudad tiene su encanto, con sus estrechas calles medievales y una gran cantidad de artículos de herrería a la venta en cada esquina.  La verdad es que en mis últimas visitas a Toledo, no he entrado casi en museos, pero me ha bastado con deambular por su casco histórico para disfrutar del paseo.  Sus murallas, sus calles, sus plazas, sus iglesias, en general, toda su arquitectura y urbanismo derrocha olor a historia.  Vale la pena perderse por allí y descubrir el Toledo que reunió a cristianos, musulmanes y judíos.

Puerta de Bisagra, Toledo, España
La Puerta de Bisagra
Una calle del centro histórico de Toledo, España
¿Con qué nos encontraremos al final de esta calle?

Justamente, estas tres culturas de las que hablo dejaron su huella en la ciudad.  Así, algunos de los monumentos históricos son sinagogas como la del Tránsito o la de Santa María la Blanca, o mezquitas como la del Cristo de la Luz o la de las Tornerías.  Sus nombres actuales parecieran no tener nada que ver con su uso original, puesto que fueron transformadas en centros de culto cristiano, pero la influencia cultural de sus fundadores es patente.

Gracias al tren de alta velocidad, Toledo está a media hora de Madrid, con lo cual es muy fácil pasar una tarde o una mañana recorriendo sus laberintos medievales.  En autobús, toma cerca de una hora llegar desde la capital.

La página web de la oficina de turismo de Toledo provee una buena cantidad de información sobre los monumentos, sus horarios y precios, y cómo llegar a la ciudad.

Como nota curiosa, estas fotos las tomamos hace un par de semanas, en un viaje que realizamos con el objetivo de procurar unas buenas fotos para este artículo.  Al regreso, casi perdemos el tren, de no ser por un gentil francés de la región de Lorena, quien mostró compasión ante nuestro desesperado intento de hacer autoestop.  Menos mal que siempre hay gente dispuesta a ayudar a los demás.

3 comentarios sobre “Patrimonio Ibérico – Ciudad histórica de Toledo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *