El perro viajante

Patrimonio Ibérico – Casco antiguo y acueducto de Segovia

Esta entrada es parte de una serie de artículos cortos sobre los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la Península Ibérica.  Puedes ver el resto de ellos aquí.

8. Casco antiguo y acueducto de Segovia
El principal llamativo de Segovia es su acueducto romano, uno de los mejor conservados en todo el mundo, con más de dos mil años de historia. Aunque lo haya visto muchas veces, no dejo de maravillarme cada vez que me encuentro ante este gran ejemplo del ingenio humano. ¿Cómo es posible que haya llegado a nuestros días una estructura de estas dimensiones, sin que ni siquiera se usase mortero en su construcción?  Sí, es cierto que se ha restaurado en varias ocasiones, sobre todo porque el acueducto siguió desempeñando su labor original por muchos siglos, pero justamente, si se siguió empleando por muchos siglos, es por lo útil que era su función.  Realmente, la capacidad de los ingenieros romanos para diseñar obras públicas tan complejas es asombrosa.

Acueducto romano de Segovia, España

Acueducto romano de Segovia

Pero el acueducto no es lo único interesante en esta ciudad.  Aunque la obra romana es el principal monumento de la ciudad, su Alcázar no es una obra menos inspiradora.  El Alcázar de Segovia es uno de los castillos más bellos y conocidos de España, debido a su peculiar aspecto.  Probablemente nos recuerde a los castillos de los cuentos de hadas, en gran parte por sus puntiagudos torreones circulares.  El Alcázar fue por un tiempo el Real Colegio de Artillería, algo peligroso en mi opinión, pero tras un grave incendio, dejó de cumplir esta función y afortunadamente pudo ser restaurado.  Fue en esta época, en el laboratorio de química del Alcázar, cuando Louis Proust desarrolló su teoría de las proporciones definidas.

Alcázar de Segovia, visto desde la Iglesia de la Vera Cruz

El Alcázar visto desde la Iglesia de la Vera Cruz

Torre del homenaje y entrada al Alcázar de Segovia

Torre del homenaje y entrada al Alcázar

Esto no es todo lo que Segovia ofrece.  Vale la pena recorrer su centro histórico, donde podemos encontrar la Casa-Museo del poeta Antonio Machado, o la Catedral de Santa María de Segovia, un excelente ejemplo de arquitectura gótica tardía.

Catedral de Segovia

Catedral de Segovia

Tras tanto caminar, lo ideal es reponer fuerzas con el plato típico de la región: el cochinillo asado.  Segovia es sinónimo de cochinillo para los madrileños que viajan a ella en los fines de semana para degustar este plato.  Un excelente restaurante que probamos gracias a una recomendación es el Restaurante José María.

Actualmente es muy fácil visitar Segovia, puesto que hay una línea de tren de alta velocidad que realiza el trayecto Madrid-Segovia en aproximadamente 30 minutos.  Para más información al respecto, consultar la página web de RENFE.  En cuanto a información turística, la Empresa Municipal de Turismo de Segovia administra la web turismodesegovia, la cual contiene bastante información sobre la ciudad, incluidos los horarios y precios de adminisión de los monumentos.

3 pensamientos sobre “Patrimonio Ibérico – Casco antiguo y acueducto de Segovia

  1. Marilyn Diéguez

    Estuvimos juntos en Segovia, pero no la recuerdo con los detalles que en tan pocos párrafos presentas… deseo volver allí y observarla a través de esta otra mirada… te adoro,
    Mamá

    1. Carlos Ho D.

      Eso es porque hace mucho que no vas a Segovia. Ahora que vengas de visita, puedes ir un día en el AVE y redescubrirla, tal vez con una copia impresa de esta entrada en mano, jejeje.

  2. Pingback: Te dejo Madrid | El perro viajante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

%d personas les gusta esto: